Memoria visual de Zaragoza. Los inquietos años 20 es la novena selección de fotografías del Gran Archivo Zaragoza Antigua, GAZA, trasladadas desde su original espacio en internet a las páginas de un libro centrado en esta década que ve la luz tras las anteriores entregas Los grises años 50, Los prodigiosos años 60, Los convulsos años 70, Los flamantes años 80, Los sombríos años 40, Los cruciales años 30 y Los pródigos años 90, además del monográfico Industria y comercio en el siglo XX. Como en ocasiones precedentes, los responsables de ese archivo, José María Ballestín Miguel y Antonio Tausiet, han seleccionado casi 400 imágenes de la Zaragoza de los años veinte, algunas de ellas inéditas y coloreadas para la ocasión, y redactado los textos también inéditos que las acompañan.

Los inquietos años 20 se puede adquirir desde del viernes 17 de septiembre por un precio de 15 euros junto con el ejemplar de EL PERIÓDICO DE ARAGÓN en los quioscos, en la tienda online , y en la sede del diario. Este martes el libro será presentado oficialmente a las 19.00 horas en la sala Pilar Sinués del Paraninfo.

La nueva entrega ofrece una panorámica de la ciudad ordenada en tres capítulos referidos a distintas zonas de la ciudad (Casco Viejo, Centro y ensanche, Barrios), un cuarto titulado Economía y transportes, y un quinto con distintos aspectos de aquella sociedad.

El tranvía de Zaragoza a su paso por el Coso en la década de los años 20 del siglo pasado. GAZA

Una década de movimientos que agitaron la ciudad

Los años 20, cuya denominación tópica de locos o felices es aplicable a la situación de bonanza económica de los países más ricos en el período previo a la Gran Depresión, estuvieron marcados en España por la dictadura del general Miguel Primo de Rivera Orbaneja en 1923. Este régimen, establecido con la anuencia del rey Alfonso XIII y mirándose en el espejo de la Italia fascista de Benito Mussolini, centró sus esfuerzos en procurar una recuperación económica ordenada al servicio de los poderes establecidos, al tiempo que cercenaba las libertades.

Zaragoza contaba con alrededor de 150.000 habitantes hacia la mitad de la década. El lento incremento poblacional se vio favorecido por proyectos urbanísticos como el Ensanche de las zonas de Miralbueno y Miraflores, que incluyó el cubrimiento del río Huerva. Mientras, la Huerta de Santa Engracia comenzó a ser urbanizada y los paseos de Sagasta y de los Ruiseñores se consolidaron como ensanches burgueses. En la periferia, se crearon barriadas particulares que constituirán el núcleo de los barrios de San José y Las Fuentes.

El libro contiene tres capítulos dedicados a distintas zonas y barrios de la ciudad, en plena expansión urbanística.

El libro contiene tres capítulos dedicados a distintas zonas y barrios de la ciudad, en plena expansión urbanística. GAZA

La alta conflictividad social de la época despuntó en 1920 con la fallida sublevación del cuartel del Carmen y el asesinato del arquitecto José de Yarza y otros dos funcionarios municipales, y en 1923 con el del cardenal Soldevila. En 1926 se fundó la Confederación Sindical Hidrográfica del Ebro, y en 1928 se inauguró el ferrocarril entre Zaragoza y Canfranc, se celebró el centenario de la muerte de Goya, y se inauguró la Academia General Militar. Una década con distintos movimientos que agitaron Zaragoza, tanto social como urbanísticamente: los inquietos años 20.

ENCICLOPEDIA GRÁFICA DE LA HISTORIA DE ZARAGOZA

Esta nueva entrega de Memoria visual de Zaragoza, impulsada y editada por El Periódico de Aragón, se añade a una colección que ya constituye una pequeña enciclopedia gráfica de la historia de la ciudad durante la mayor parte del siglo XX, y que ha obtenido una gran acogida, con varias reediciones de algunos títulos. Además, en su portada aparece la referencia al Premio Búho 2021 concedido por la Asociación Aragonesa de Amigos del Libro a la labor de defensa y difusión editorial del libro que esta colección ha impulsado de forma destacada.