Una discusión por motivos que la Guardia Civil está investigando acabó en una doble agresión con arma blanca en Ejea de los Caballeros. Las víctimas y el agresor, A. R., de 27 años, de origen argelino y que fue detenido, guardan relación familiar y comparten piso. La localidad de la comarca de las Cinco Villas suma así el tercer incidente violento en sus calles en lo que va de mes tras una pelea grupal y otra agresión con una tijera. 

Esta última, ocurrida el pasado miércoles y que hizo pública ayer la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza, tuvo lugar sobre las 00.26 horas en la calle Carasoles. Fue el puesto del instituto armado en Luna el que recibió la llamada de alerta en la que se señalaba que se había producido una reyerta en plena vía pública. Cuando los agentes acudieron al lugar se encontraron a una persona tumbada en el suelo que presentaba una herida de arma blanca en una pierna. Fue un vecino el que evitó que muriera desangrado, ya que le realizó un torniquete. 

Justo a su lado, se hallaba otro hombre que también presentaba otra herida en el costado, profunda, sangrante y grave, ocasionada con un arma blanca. De hecho, estaba sufriendo un neumotórax como consecuencia de la agresión con el cuchillo de grandes dimensiones. 

Mientras llegaba el personal sanitario, la Guardia Civil pudo recabar que las personas agredidas, que guardaban relación familiar, habían sido agredidas por otro hombre. Según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO, todos ellos vivían en la misma casa. 

Cuchillo con el que presuntamente se agredió a los dos jóvenes argelinos Guardia Civil

El arrestado, A. R., comenzó una disputa con uno de ellos en plena calle y fruto de este conflicto le asestó una puñalada en la pierna. Acto seguido, la segunda víctima, que había acudido rápidamente a socorrer a su primo, fue agredida también con arma blanca en el costado.

El agresor decidió huir a pie a máxima velocidad con los dos cuchillos de grandes dimensiones en la mano, después de percatarse que un vecino había sido testigo de la pelea desde la ventana y decidió asistir a las víctimas. Fue este el que al ver la grave lesión que presentaba en la pierna una de las víctimas le practicó un torniquete hasta la llegada de los servicios médicos.

La Guardia Civil en colaboración con la Policía Local de Ejea estableció un dispositivo para localizar al autor de la agresión y lograron detenerlo tras encontrarlo tumbado en una ladera, oculto entre densa vegetación, con ambas manos ensangrentadas por cortes superficiales y restos de sangre entre su ropa. Fue un agente del puesto de Luna el que le capturó. Por otro lado, debajo de un vehículo cercano al lugar de la detención, los agentes también encontraron uno de los cuchillos con los que presuntamente agredió a las víctimas.

Las víctimas, de 24 y 28 años, también de nacionalidad argelina, fueron trasladadas a un centro hospitalario de Zaragoza para ser asistidos de las lesiones graves, si bien su estado no reviste de gravedad. El autor, por otro lado, permanece en el centro penitenciario de Zuera tras así decretarlo el juez de guardia.