El Ayuntamiento de Zaragoza sigue trabajando en las diferentes convocatorias para optar a fondos de la Unión Europea a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que ofrece el Gobierno de España. Y este mes de septiembre el trabajo va a concentrarse sobre todo en el área de Movilidad, puesto que desde este departamento se van a presentar estas semanas hasta cinco proyectos para tratar de captar más de 47 millones de euros. Además de los ya anunciados, como electrificar la flota de autobuses o comprar dos tranvías, se plantea también la prolongación de la red de carriles bici de la ciudad y financiar las inversiones necesarias para implementar antes de 2023, tal y como obliga la Ley de Cambio Climático estatal, una zona de bajas emisiones.

Así lo anunció este martes la concejala de Servicios Públicos y Movilidad del consistorio zaragozano, Natalia Chueca, en la comisión de su área. En lo que se refiere a los carriles bici, una de las principales novedades, el ayuntamiento explicó después en rueda de prensa cuáles son las ampliaciones que se piensan acometer. Serían el de Duquesa Villahermosa entre Vía Hispanidad y Juan Carlos I y entre Vía Universitas y Plaza Roma; el de Pedro III, entre Condes de Aragón e Isabel la Católica; en la Almozara, con tres tramos que conectarán los carriles bici ya existentes entre la plaza Europa y la avenida Ciudad de Soria; en Cesáreo Alierta, entre el camino de las Torres y la Z-30; en Pablo Ruiz Picasso en varios tramos y en Fray José Casanova, entre la avenida Soria y la avenida Navarra.

Además se incluirían también carriles bici hasta los polígonos industriales de la ciudad, como Malpica, el Portazgo, Cogullada y Mercazaragoza. En total suman más de 20 kilómetros y el coste total sería de 2,5 millones de euros. Zaragoza espera conseguir una subvención para pagar el 90% del total de la inversión, es decir, 2.250.000 euros.

El resto de proyectos que se sumarían hasta llegar hasta esos casi 50 millones de euros son variados pero todos relacionados con la movilidad sostenible y la descarbonización de las ciudades. Está la subvención de 21 millones de euros (el 50% de la inversión) para comprar 68 buses eléctricos e instalar cargadores en las cocheras y también los casi diez para comprar dos nuevos tranvías para la línea 1, pero Chueca anunció que presentarán a las convocatorias algunas actuaciones que ya están acometiendo en algunas calles en las que se está pacificando el tráfico. Se trata de las remodelaciones de vías como Félix Latassa, Reina Fabiola y también la plaza Salamero y las obras en estas calles optan a una subvención de otros 7 millones.

Requisitos

Por último, el ayuntamiento trataría de conseguir otros 7,3 millones para todas las inversiones que requerirá el nuevo contrato de las zonas de estacionamiento regulado, que irá más allá de controlar las zonas azules y naranjas de la ciudad. Con esta partida se plantean adquirir los sistemas de control y de lectura de matrículas necesarios para implantar en el centro de Zaragoza una zona de bajas emisiones, un proyecto que debe acometerse antes de 2023.

Chueca no desveló mucho más de cómo será este área pero sí que se tendrá que ceñir a nuevos requerimientos del Ministerio de Transición Ecológica, que dicta que las zonas de bajas emisiones deberán ser de un tamaño «suficiente» y que incluya «una parte significativa de la población».

Además, con la puesta en marcha del nuevo contrato de las zonas de estacionamiento regulado, se prevé la creación de dos grandes aparcamientos de larga estancia, que podrían estar en el Parking Sur de la Expo y el otro cerca de la Facultad de Veterinaria. Serían de bajo coste y se complementarían con los solares que se van a habilitar como plazas para coches gratuitas en los barrios.