Ibercaja ayudará a sus clientes jóvenes menores de 36 años a financiar la adquisición de su vivienda a través de su gama de hipotecas “Vamos”, financiando hasta el 95% del valor de tasación o importe de compraventa.

Una de las principales dificultades a las que se enfrentan los jóvenes para acceder a la compra de una vivienda es contar con ahorro suficiente para poder aportar el importe que no financia la hipoteca. Esta cantidad se sitúa en el 20% del precio de la vivienda a lo que hay que añadir una cantidad cercana al 10% adicional en concepto de impuestos y gastos asociados a la compraventa.

Se trata por tanto de un producto rompedor en el actual mercado financiero. En un momento de elevada competitividad en precio en el sector hipotecario, Ibercaja ”se posiciona de manera distintiva como una entidad que tiene en cuenta las demandas de los clientes jóvenes financiando la práctica totalidad del importe”, destacaron desde el banco.

Un modelo diferencial

Ibercaja enmarca el lanzamiento de este producto en su apuesta por “un modelo diferencial de negocio basado en el acompañamiento al cliente, la cercanía y compromiso con el territorio y la sociedad”.

Así mismo, como parte de la gama de hipotecas “Vamos”, los clientes jóvenes se podrán beneficiar de una mejora en el tipo de interés hipotecario del 0,15% si cualquiera de los titulares tiene menos de 36 años. Estas ventajas estarán disponibles en cualquiera de las dos modalidades, tanto a tipo fijo como a tipo variable.

El lanzamiento de esta ayuda a la financiación hipotecaria obedece al cumplimiento de los compromisos y objetivos de Ibercaja en materia de ASG, incidiendo en la parte social, al favorecer la inclusión de los jóvenes en un momento de dificultades económicas derivadas de los efectos de la pandemia. Además, responde al propósito de la entidad: “Ayudar a las personas a construir su historia de su vida”.