Las nuevas tecnologías son cada vez más importantes en el día a día de los ciudadanos, y la pandemia causada por el covid ha potenciado la necesidad de conectividad, ya que muchos se han visto obligados a hacer uso de internet para llevar a cabo sus tareas diarias habituales. Por ello, y haciendo hincapié en no dejar atrás a las zonas rurales, desde la Diputación Provincial de Huesca (DPH) llevan años impulsando distintos planes que proporcionen una conexión de calidad

A partir de estas actuaciones, se abre un mundo de posibilidades a los oscenses de localidades con menos habitantes y recursos, que están pudiendo realizar múltiples actividades desde casa como las relacionadas con estudios, trabajo, sanidad y ocio, entre otras. Además, acerca el comercio online al entorno rural, y no solo beneficiando a los consumidores, sino también a los productores, que se incorporan a un mercado más amplio. Desde la DPH afirman que el concepto final del Plan Banda Ancha y el Plan WiFi es “hacer de Huesca una provincia conectada”.

Un Plan de Banda Ancha pionero en España

A finales de 2018 la Diputación de Huesca impulsó el Plan de Banda Ancha, consiguiendo así llevar la fibra óptica, última y más sofisticada de las tecnologías de acceso a internet, de al Menos 30Mbps hasta 321 localidades enmarcadas en las definidas como “zonas blancas” (territorios en los que no había conexiones de al menos 30 Mbps ni una previsión de que se hiciera en un máximo de 3 años) por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. 

Con dicho proyecto innovador a nivel nacional, y rompiendo el paradigma de las subvenciones a empresas privadas, desde la Diputación se centraron en resolver los problemas reales de conectividad de los ciudadanos y en proporcionarles la seguridad de poder contratar los servicios necesarios. El despliegue de esta iniciativa, ejecutada entre 2018 y 2020 por la empresa aragonesa Embou, ofrece a los habitantes del medio rural igualdad de oportunidades con respecto a las grandes urbes, potencia las actividades socio-económicas de la zona y facilita el acceso a la administración electrónica

En el mapa de cobertura de banda ancha en España a junio de 2020 destacan las numerosas zonas sombreadas en la provincia de Huesca. Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital

El proyecto, que supuso una inversión total de 4,5 millones de euros, fue fruto de un convenio de colaboración firmado con el Departamento de Hacienda del Gobierno de Aragón y que posibilitó acceder a ser financiado al 50% por fondos europeos FEDER. Aunque fue un proceso administrativo difícil y una instalación complicada debido a las características orográficas y climatológicas de la provincia, el trabajo se llevó a cabo en tiempo y tanto la DPH como los distintos municipios y Embou quedaron muy satisfechos.

4.000 nuevos contratos de banda ancha

El plan, que concluyó en 2020 y está en funcionamiento, abarca a unos 30.000 habitantes, con la firma de alrededor de 4.000 contratos entre hogares, empresas e instituciones en junio de este año, de los cuales más de 3.000 son de 100Mbps; por lo que se ha logrado más calidad de la esperada. Esta idea de la DPH es uno de los ejemplos de innovación que ha puesto el Gobierno de Aragón ante la Unión Europea debido a sus exitosos resultados, que se aprecian en las siguientes imágenes. 

En 2015 la cobertura a velocidades superiores o iguales a 100Mbps era mínima en Huesca. Gobierno de España

Los municipios oscenses conectados por banda ancha han crecido exponencialmente entre 2015 y 2020 de la mano de los planes de la Diputación de Huesca.

Los municipios oscenses conectados por banda ancha han crecido exponencialmente entre 2015 y 2020 de la mano de los planes de la Diputación de Huesca. Gobierno de España

Borau, un pequeño pueblo del Pirineo aragonés en la comarca de la Jacetania con alrededor de 70 vecinos, fue el primero donde comenzó a desplegarse la banda ancha a través de este proyecto. “Nos hemos puesto al día con internet , estamos conectados y eso significa que no tenemos ningún tipo de desventaja con respecto a otras localidades”, afirma Daniel López, alcalde del municipio. Además, añade que desde el primer momento se produjo una gran demanda, ya que alrededor de 15 familias han firmado ya un contrato con Embou.

37 núcleos se adhieren al Plan WiFi

Asimismo, la Diputación de Huesca, consciente de que la tecnología y la conectividad son elementos clave para fijar la población, aprobó recientemente el Plan WiFi. La finalidad de dicha iniciativa era actuar en los territorios con más de 20 y menos de 1.000 habitantes que no dispusieran de despliegues de fibra óptica ni hubiesen recibido otras ayudas de planes del Estado o de la DPH para mejorar su conectividad.

Las instalaciones deberán haber finalizado antes de que termine este año. Javier Blasco

En este caso, cada uno de los municipios recibirá una subvención para instalar puntos de acceso WiFi en espacios públicos interiores y exteriores de los que puedan disfrutar todos los vecinos y visitantes. Con ello, se suplirá el insuficiente servicio de conexión por banda ancha y se mejorará la calidad de vida personal y profesional de los ciudadanos, dotándolos de conexiones WiFi de banda ancha de calidad

Te puede interesar:

De los 37 núcleos oscenses que podían solicitar unirse al plan, todos lo han hecho, por lo que abarcará a unos 6.400 habitantes, que podrán disfrutar de una conexión de al menos 100 Mbps. El despliegue de las instalaciones en cada uno de los municipios deberá haber finalizado antes de que termine el año para poder formar parte del plan.

Este proyecto cuenta con una inversión de 658.119 euros dividida en subvenciones de 17.784 euros para cada núcleo de población asignado. Además, se encuentra alineada con el proyecto de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España y con los objetivos del plan Next Generation EU del Consejo Europeo.