El grupo Stellantis (antes PSA) ha roto peras con una de las principales subcontratas logísticas que trabajan en la planta automovilística de Figueruelas. Por sorpresa, la dirección de la empresa ha cancelado el contrato con IDL Automotive Logistica Y Secuenciacion, perteneciente al grupo francés ID Logistics, por «motivos financieros y operacionales» e internalizará esta actividad pero con su propia plantilla, sin subrogar a ninguno de los 188 trabajadores que tiene esta firma auxiliar, lo que les aboca al despido.

La decisión fue comunicada el pasado sábado por burofax a este proveedor de servicios, con efectos desde ese mismo día, según avanzó Heraldo de Aragón. El contrato entre ambas partes debía el 31 de julio de 2023, pero Stellantis lo ha rescindido de forma anticipada por considerar que su actividad podía verse comprometida. «ID Logistic no será capaz de cumplir con sus obligaciones contractuales, poniendo en riesgo la continuidad de la producción de vehículos en la planta de Zaragoza», aseguraron desde la compañía.

La situación ha generado una enorme incertidumbre e indignación en la plantilla de IDL, que de la noche a la mañana han visto como pueden quedarse en la calle si nada lo remedia. En algunos casos, con más de 20 años de antigüedad. La empresa gestionaba en la nave 21 de de la planta de Figueruelas los envíos de secuenciación y suministro de diferentes piezas hasta el final de línea de montaje. Llevaba dos décadas con este encargo, aunque con diferentes nombres (Logística Navarra, FCC, Logiters y, en la última etapa, ID Logístics) por los cambios de propiedad de la sociedad mercantil.

Animo compañeros, este a sido el principio de la lucha.

Posted by Stopel Intersindical on Sunday, October 10, 2021

Concentración

Stellantis impidió ayer a la 5.30 horas de la madrugada la entrada al personal de la subcontrata que se incorporaba a sus puestos al dar por finalizada la relación mercantil con su empresa. IDL no había informado de esta circunstancia ni a sus trabajadores ni a sus representantes, según apuntaron desde el comité, que preside OSTA, con tres delegados, a los que se suman dos de UGT, dos de CGT, uno de CCOO y uno de SOA. Los empleados debían descargar 25 camiones que llegaban a la factoría de Figueruelas. Como señal de protesta, se concentraron a las puertas de estas instalaciones.

«Las formas han sido pésimas por parte Stellantis por rescindir un contrato en pleno puente del Pilar como nuestra empresa por no haber dado la cara», lamentó la presidente del comité de IDL, Griselda Ramón (OSTA). «No esperábamos que fuera ocurrir algo así», aseguró.

La confusión fue tal que el comité de empresa solicitó la presencia de la Guardia Civil para levantar atestado y, a continuación, se presentó la correspondiente denuncia en el cuartel de Alagón, localidad próxima a la factoría.

Reunión con la empresa

Desde CGT denunciaron también la «absoluta falta de las más básicas normas de respeto y educación hacia los trabajadores» por parte de IDL Automotive. «Estas actitudes, más allá de las supuestas circunstancias económicas que se puedan argumentar, y de su posible validez, son un insulto intolerable para quienes día tras día y año tras año han puesto su empeño y su diligencia en realizar su trabajo de la mejor manera posible, aportando un valor añadido y unos beneficio más que cuantiosos a quienes ahora les desprecian», denunciaron desde este sindicato.

La secretaria general de la federación de Industria de CCOO, Ana Sánchez, también se mostró sorprendida por «abrupta ruptura» del contrato con esta subcontrata. «Al margen de que no tenemos información suficiente sobre lo ocurrido, ID Logistics es un grupo fuerte y con beneficios y no puede irse de rositas con un ere a cargo del Fogasa», opinó.

En la tarde de este lunes, la dirección y el comité de IDL mantendrán un encuentro para analizar la situación. A la espera de conocer los resultados de este encuentro, la plantilla teme que la empresa acabe presentando un ere para rescindir sus contratos.