Izquierda Unida no firmará más pactos con el presidente de Aragón, Javier Lambán, hasta que se analice el grado de cumplimiento de los acuerdos vigentes, tanto en la Estrategia de Recuperación Social y Económica de Aragón como del pacto de investidura entre IU y el PSOE por el que la formación de izquierdas dio su apoyo al socialista para ser investido presidente.

Así lo transmitió el coordinador general de IU Aragón y diputado en las Cortes, Álvaro Sanz, tras la reunión de este jueves con el jefe del Ejecutivo autonómico en el despacho de Presidencia del Pignatelli. El único partido de izquierdas en la oposición en las Cortes de Aragón afronta este nuevo curso político con la intención de hacer valer su apoyo y conseguir políticas «más sociales» del Gobierno cuatripartito. Es, junto al PP, el segundo paso atrás de los partidos de la oposición ante la intención de Lambán de rubricar una nueva estrategia de recuperación postpandemia. Aunque IU ha dado su apoyo al cuatripartito en diferentes momentos, más allá de la pandemia, ahora exige que la letra se cumpla antes de protagonizar nuevos apretones de manos.

«Si no se van a cumplir, ¿qué hace IU firmando acuerdos?», se preguntó Sanz tras una reunión con el presidente aragonés en la que, principalmente, se analizó el cumplimiento de los pactos vigentes. El coordinador de IU Aragón reclamó a Lambán «una valoración colectiva por parte de todos los actores implicados sobre el grado de cumplimiento efectivo de la Estrategia», puesto que la formación de izquierdas no está «conforme» con las cifras que maneja el Gobierno. Según el portal de Transparencia, el índice de cumplimiento llega ya al 93%, pero Sanz incide en que quedan «muchas cosas por hacer, y otras tantas que ya se dan por cumplidas, y por lo tanto, no se realizarán».

«Antes de suscribir cualquier nuevo acuerdo hay que calendarizar lo pendiente, dotarlo económicamente y, a partir de ahí, prever otros pactos, señaló Sanz. En concreto, desde IU reclaman avances en leyes pendientes como la de Vivienda o la de Emergencia Social, previstas en sus pactos y en las que apenas se han dado pasos. «Nuestro acuerdo de investidura incluye un convenio de protección de las montañas para impulsar un modelo de turismo distinto, y sin embargo, por lo que apuesta el Gobierno es por la unión de estaciones de esquí, que va en contra de lo acordado y de la propia estrategia», ejemplificó Sanz. Por todo ello, IU reclama un giro «social» al Ejecutivo y también una apuesta por la sostenibilidad y la planificación de las energías renovables. «Estamos sembrando el territorio de plantas sin ninguna planificación», lamentó.

En este sentido, el presidente aragonés, Javier Lambán, aseguró que confía en poder llegar a más acuerdos con IU. «Valoro que por parte de Sanz hay una actitud positiva y que trataremos de disolver las dudas que pueda tener para renovar el acuerdo», manifestó. Ahora queda por ver si el líder socialista reúne la mesa de la estrategia para que, como reclama IU, todos sus actores valoren el grado de cumplimiento de las medidas iniciales.