Además del invierno, el frío y las fechas señaladas, si algo caracteriza al mes de diciembre son las reuniones sociales. Las últimas semanas del año se convierten en el momento perfecto pera reunirse con amigos, allegados, compañeros de trabajo y celebrar el paso de un año más.

Entre todas las cosas que la pandemia obligó a borrar de nuestras agendas durante el 2020 estuvieron también las cenas de Navidad. La falta de actividad social durante el año pasado es uno de los motivos que genera que, en esta ocasión y todavía a unos días de poder estrenar el ultimo mes del año, restaurantes de toda Zaragoza tengan listo el cartel de completo para algunas fechas concretas.

Los viernes y sábados son los días más habituales para este tipo de eventos. Para el grupo Tandem en los días 10 y 17 de diciembre, los dos viernes anteriores al día de Nochebuena ya no queda ninguna mesa libre. «Pasamos de las reservas habituales que no suelen ser de más de 4 o 6 personas a grupos muy grandes de entre 20 y 30 personas», comenta la responsable de grupo que coordina tres restaurantes en el centro de la ciudad. «Son grupos de amigos, familias, empresas... la gente está animada». Para el grupo Tandem el mes de diciembre será «muy bueno» y apuntan a que este año este tipo de celebraciones incluso se están adelantando a la ultima fin de semana de Noviembre por falta de disponibilidad.

En el caso de otros establecimientos como el restaurante Rogelios, situado en el entorno de La Romareda, sus dueños afirman estar, «temblando con las restricciones que puedan llegar». Ahora mismo en su libro de reservas apenas quedan huecos en los dos fines de semana anteriores a Nochebuena. «Son grupos muy grandes, desde 10 personas hasta 60 en empresas más grandes», comenta el encargado del local. «Al final la gente está animándose a salir, celebrar la navidad y gastar y nosotros nos viene bien», concluye.

Por el contrario en sitios más pequeños como El Palomeque, situado en el Casco Antiguo,  la tendencia al alzan no es tan evidente. «Seguimos llenando pero no tenemos un exceso de reservas porque tampoco tenemos la capacidad», comenta su responsable. «La Navidad no nos afecta tanto como a un sitio más grande», añade.

Menú cerrado para los clientes

Respecto a los días propios de celebración como son Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes, la mayoría de restaurantes optan por ofrecer a sus clientes un menú cerrado. Lugares como los restaurantes del grupo Tamdem ya tienen prácticamente todas las reservas cubiertas mientras que en otros lugares como el restaurante El Cachirulo con la campaña de Navidad recién lanzada, aunque las reservas aun no son elevadas si que se están registrando una gran cantidad de solicitudes de información.

En el caso del Rogelios las cenas de los días señalados dentro de las fiestas navideñas «funcionan muy bien, tanto a la hora de comer como de cenar». Desde el restaurante incluso aseguran que en los próximos días se espera alcanzar y superar los datos del 2019.

Por otro lado, también existen establecimientos que decidirán pasar esos días cerrados. «Al final es un problemas encontrar camareros que quieran trabajar, es un problema de conciliación o sea que decidimos permanecer cerrados. En sitios que sean más grandes lo tendrán más fácil para rotar el personal pero a nosotros nos supone un problema», apunta el encargado.

En general es sector de la Hostelería augura un buen mes de diciembre, siempre con la mirada puesta en la sétima ola y las restricciones que esta pueda traer consigo referidas a la celebración de estos actos que, aunque no multitudinarios, continúan reuniendo a gran cantidad de personas.