Los coordinadores médicos, responsables de enfermería y responsables de los Servicios de Admisión de todo el sector II de Zaragoza han enviado una carta a la consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón para exigir la vuelta de Luis Otegui como coordinador del equipo médico del centro de salud Torre Ramona. El doctor fue cesado hace unas semanas por Sanidad tras destaparse el 'caso Emilia', la mujer que se suicidó después de que su solicitud de la eutanasia no fuera tramitada a tiempo. El Gobierno de Aragón, a la hora de depurar responsabilidades, consideró que Otegui debía ser apartado del cargo. Junto a él también fue cesado el director de Atención Primaria del sector II, Juan Carlos Palacín.

En su escrito, al que ha tenido acceso este diario, los sanitarios del sector apuntan "si en una semana no se produce su reincorporación tomaremos medidas más drásticas", señalan. "Somos conscientes que el puesto de director de Atención Primaria es un puesto de libre designación, pero el de coordinador de un centro de salud es elegido por votación de todos los miembros y al doctor Otegui lo habían elegido reiteradamente desde hace muchos años", argumentan.

"No solo es un coordinador, es EL COORDINADOR", señalan en mayúsculas. "Toda su vida ha ejercido de médico de familia con sus pacientes y ha coordinado su centro de salud. Querido por todos, siempre dispuesto a colaborar con todas las direcciones en todos los proyectos en que se había solicitado su ayuda. Sus aportaciones siempre fueron valiosas y apreciadas", valoran los compañeros. "Su jubilación quedaba cercana e imaginamos que para él habría sido un orgullo y una recompensa finalizar su vida profesional como coordinador del centro de Salud de Torre Ramona”, añaden.

Sobre la eutanasia: "Nunca nos han preparado para ello"

"El cesador o cesadores no valoraron sus años de dedicación a la Atención Primaria y de bien hacer, les importaba poco. Siempre es así. Es la forma que tienen de gratificar a los mejores", critican en la carta.

En relación a la ley de eutanasia y al caso de Emilia, los firmantes apuntan "nunca nos han preparado para ello, es algo nuevo, complejo y que requiere de un engranaje de mecanismos que funcione a la perfección", indican. "Se precisa formación, organización, meditación y sensibilidad. Sin duda lo que ha pasado es trágico y es preciso realizar una investigación seria donde se depuren todas las responsabilidades y teniendo como fin último el poder aplicar de la manera más adecuada la ley a la que nos referimos", indican.

"Hemos perdido nuestra confianza en ustedes", le dicen a la consejera de Sanidad, Sira Repollés, y a su equipo. "Restablecer el honor y el puesto del doctor Otegui es de justicia y absolutamente necesario. La Atención Primaria es necesaria en nuestra sociedad y los ceses producidos la han minusvalorado y han puesto en riesgo innecesario a toda su organización", matizan.

"Desde hace muchos meses, demasiados, nuestros centros de salud viven situaciones difíciles, demasiado difíciles. Coronavirus, falta de profesionales, críticas de la sociedad, de nuestros compañeros, la llegada de las vacunas… La coordinación de nuestros centros no ha sido fácil y ha sido preciso un gran esfuerzo y dedicación, así como el apoyo y ayuda de nuestra dirección de Atención Primaria".