Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron durante el fin de semana a un total de quince personas como presuntos responsables de varios delitos de robos con violencia o intimidación, de ellos, cinco son menores de edad.

El primero de los hechos se produjo la madrugada del viernes al sábado, a las 03:45 horas en la confluencia de la Avenida de Madrid con Paseo Calanda. Según manifestaron los testigos que presenciaron el robo y que alertaron al CIMACC 091, un hombre iba caminando solo cuando un grupo de cuatro personas se acercó. Estas lo tiraron al suelo en mitad de la calzada, propinándole varios puñetazos y patadas, apoderándose de su cartera. Gracias a la detallada descripción facilitada por los testigos, varias patrullas de seguridad ciudadana consiguieron localizarlos en las inmediaciones, encontrando entre sus enseres la cartera que habían sustraído. Fueron detenidos cuatro jóvenes de entre 16 y 23 años, sumando entre todos más de 15 antecedentes policiales.

Tan sólo una hora más tarde, en la calle Maestro Luna, se producía otro robo con violencia. En esta ocasión, una patrulla de seguridad ciudadana fue alertada por unos viandantes de una posible pelea entre varias personas. Personados en el lugar pudieron observar como un grupo de seis personas había agredido a un joven para quitarle su teléfono móvil. Una vez identificados, todos ellos mayores de edad, entre 19 y 21 años, fueron detenidos como presuntos autores de un robo con violencia.

En la madrugada del sábado al domingo, se cometieron otros dos robos con violencia. El primero tuvo lugar en la calle Doctor Cerrada sobre las 01:30 horas, cuando dos chicas zarandearon y golpearon a otra para arrebatarle su teléfono móvil y su bolso. La descripción prestada por la víctima fue clave para que la patrulla de seguridad ciudadana localizara a las presuntas autoras de 15 y 16 años que fueron detenidas y entregadas a sus tutores legales, dando cuenta a la Fiscalía de Menores. Tres horas más tarde, en la calle Bernardo Fita era detenido un hombre de 32 años, el cual había amenazado y agredido a otro para llevarse 20 euros de su bolsillo. Además a este hombre le constaba una orden de detención por un presunto robo con fuerza, sumando otro delito más a su lista de 13 antecedentes policiales.

Por último, sobre las 18:30 horas de ayer 5 de diciembre, en la calle Lagos de Coronas se producía una tentativa de robo con intimidación en un establecimiento comercial. Según la víctima, que fue la que alertó al 091, dos jóvenes accedieron a su negocio y comenzaron a dar vueltas por el mismo comprobando que no había más gente en el interior. Sin mediar palabra uno de ellos esgrimió un cuchillo para amenazar al comerciante, pero éste se defendió, saliendo los agresores rápidamente del lugar.

Cuando los agentes llegaron al lugar, observaron a los propietarios del establecimiento que presentaban varias heridas en la cabeza y en el brazo por haberse defendido, facilitando una descripción muy concisa de los autores además de manifestar que días antes también habían intentado atracar con el mismo modus operandi, sin conseguir el botín. Los detenidos, dos menores de 16 y 17 años fueron localizados en las inmediaciones y entregados a sus tutores legales, dando conocimiento de los hechos a la Fiscalía de Menores.