La pandemia cambió los hábitos de vida de los aragoneses por completo, aunque fue en 2020 cuando más se vio alterada una normalidad a la que cuesta regresar tras la llegada de una nueva ola de covid, la séptima en el caso de Aragón. Esa metamorfosis de las rutinas diarias todavía no ha terminado, pero quedó reflejada sobre todo en el gasto de los hogares de la comunidad durante el pasado año. Las familias gastaron menos y, las que conservaron su empleo, destinaron más dinero que nunca al ahorro. De hecho, el consumo de los hogares en Aragón superó los 15.000 millones de euros en 2020 --el 2,96% del total nacional-- si bien esta cantidad fue inferior a la habitual. 

Cada familia desembolsó 27.695 euros, un 2,6% por encima de la media nacional, aunque el gasto por persona fue de 11.506 euros, el 6,1% más que en el conjunto de España. En resumen, los aragoneses gastaron más que la media nacional en 2020, solo por detrás de vascos, madrileños, navarros y catalanes. Pese a ello, las restricciones tuvieron un claro efecto: el consumo descendió el 9,5% en Aragón, frente al 10,2% del conjunto de España. 

Pero, ¿a qué dedicaron el dinero las familias de la comunidad? Un informe elaborado por el departamento de Economía del Gobierno de Aragón, basado en la Encuesta de Presupuestos Familiares elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) señala que el sector más perjudicado por el retroceso del consumo en la comunidad fue la restauración y los hoteles, con un recorte del 40,7% el pasado año (1.946,83 euros por unidad familiar), pasando de suponer el 10,7% del total a tan solo el 7%. 

La segunda caída de mayor calado se produjo en ocio y cultura, donde los hogares redujeron en 2020 su consumo un 31,4% anual en Aragón y un 31,9% en España (1.328,05 euros por hogar). Las restricciones a la movilidad y la aplicación del estado de alarma provocaron estos desajustes y cambiaron la estructura del gasto en las economías domésticos como nunca antes.

Educación y sanidad

Sin embargo, como contrapartida, las familias aragonesas gastaron más en tres apartados en los que, paradójicamente, en España el consumo descendió de forma importante. Se trata de educación, sanidad y comunicaciones (ver gráfico). 

El informe detalla que los hogares de la comunidad gastaron un 9% más en sanidad (alrededor de 1.077 euros por unidad familiar) frente al descenso del 4,5% en todo el país. Algo similar ocurrió con la enseñanza (456,05 euros por familia y año), con un repunte del gasto del 4,3% en 2020 frente al 9% de descenso a nivel nacional). El consumo en comunicaciones también fue mayor en Aragón (982,84 euros), con un incremento del 2,1%. En este caso, en el conjunto de España la caída fue del 0,7%.

Con todo, el gasto más importante de las familias aragonesas fue el relativo a vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, ya que aglutinó casi un tercio del total (9.609,67 euros por hogar), tras crecer un 2,8% anual. En este apartado, el subgrupo de gasto más importante fue el correspondiente a los alquileres imputados de vivienda, partida que supone el 22% del gasto medio de los hogares en Aragón. Mientras, la energía (electricidad, gas y otros combustibles) representó el 5%. 

Los confinamientos también dispararon el consumo de alimentos, con un incremento del 7,4% en Aragón frente al 6,8% nacional. En este sentido, cada hogar desembolsó 4.899,76 euros al año en comida y bebidas no alcohólicas. 

Menos alcohol y más muebles

Otra de las diferencias reseñables respecto al gasto a nivel nacional se encuentra en el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco. En este sentido, los aragoneses desembolsaron un 8% menos en este apartado, mientras que en el conjunto del país la variación fue de apenas el 1,2%. 

Mientras, el gasto en muebles y artículos del hogar disminuyó un 12% anual en España, mientras en Aragón se reducía un modesto 1,9% anual hasta sumar 1.255,39 euros por familia y año.

Los viajes fue otra de las partidas que más acusaron la pandemia por la cancelación de viajes y la restricción a la movilidad. Así lo reflejan las estadísticas, ya que se redujo el gasto un 34,5% en Aragón frente al 29,5% nacional. En este sentido, el transporte pasó de contar con un peso del 12% sobre el total en 2019 a solo un 8,7% en 2020, un 3,3% menos. 

Menos automóviles

Los mayores descensos en este sentido corresponden a la compra de automóviles y carburantes, tanto en Aragón como en el promedio nacional, mientras en la comunidad también destaca un «menor gasto en mantenimiento y reparación que no se observa con tanta intensidad en el conjunto del país», apunta el informe del departamento de Economía del Gobierno de Aragón. 

El contexto sanitario tampoco fue propicio para las compras de vestido y calzado, que se redujo un 23,9% en el último año en la comunidad, de forma que cada familia desembolsó 994,21 euros en 2020.

En definitiva, las mayores caídas en el consumo de los hogares en 2020 tanto en Aragón como en el conjunto de España se produjeron en estos cuatro grupos: restaurantes y hoteles, ocio y cultura, transporte y vestido y calzado, todos ellos estrechamente relacionados con la movilidad y el contacto interpersonal necesarios para su adquisición o consumo.

El gasto de los hogares en la comunidad. EL PERIÓDICO