La empresa de Hiab Cranes, especializada en el ensamblaje de grúas articuladas, volverá a estar de huelga. La dirección y el comité no han logrado llegar a un acuerdo en la reunión celebrada este jueves en la sede del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), lo que ha llevado a la parte social a mantener los paros generales convocados para la próxima semana por el bloqueo del nuevo pacto de empresa tras casi un año de negociaciones.

El principal escollo está en la negativa de la patronal de proteger el empleo actual en los tres próximos años a través de indemnizaciones similares al despido improcedente en caso de que haya un recorte de personal, una cláusula que estaba contemplada desde 2009 en los pactos alcanzados con la empresa. La vigencia del último de ellos espiró el pasado mes de julio.

“La dirección está totalmente enrocada y sigue sin querer garantizar los puestos de trabajo“, lamentó Antonio Serrano, presidente del comité. “Hemos asumidos que vamos a perder dinero este año y el que viene, pero queremos que se garantice el empleo”, recalcó.

La compañía, que emplea a unas 200 personas en su fábrica de Malpica, ya vivió tres jornadas de paro los días 1, 2 y 3 de diciembre, con un seguimiento que los sindicatos cifraron en el 100% en el personal de producción y en el 50%, en el de oficinas.

Beneficios ´récord"

En la reunión del SAMA, la compañía no se movió de su propuesta anterior, en la que ofrecía un incremento salarial del 4% para 2021 y un 2% para los dos años siguientes topados al 3% en caso de que la inflación sea superior. "Estos números suenan bien, pero de nada sirven si no garantizan los puestos de trabajo", sostienen desde el comité.

El calendario de movilizaciones se inició el 27 de noviembre con una concentración en la plaza de España y siguió con tres días de huelga a principios de mes, un medida de presión que volverá a repetirse los días, 13, 14, 15, 16 y 17 de diciembre «si no hay avances en la negociación».

Según la parte social, la planta zaragozana Hiab Cranes facturo en 2019 más 80 millones de euros y en 2020, 62 millones, "declarando considerables beneficios aun habiendo visto inmersa en un erte innecesario como denuncio el comité de empresa en su día". Para el año 2021 se prevé, aseguran desde el comité, una facturación cercana a los 85 millones "con un nivel de beneficio récord".