Ayer tuvo lugar, en el marco de Viñedos Rhey, finca dedicada a la elaboración de vinos y a la celebración de eventos ubicada en Cuarte de Huerva, la puesta de largo del nuevo cava brut nature Monasterio de Veruela Gran Reserva 2015. El Grupo Ruberte presentó este exclusivo producto, ante representantes de los ayuntamientos de Ainzón y Magallón, de las dos denominaciones de origen de la Comarca Campo de Borja ―DOP Aceite Sierra del Moncayo y DOP Campo de Borja―, de la Asociación de Industrias Agroalimentarias de Aragón y de proveedores, periodistas y amigos.

El nuevo gran reserva de Monasterio de Veruela, elaborado con las variedades tradicionales ―macabeo, parellada y xarel.lo―, a partes iguales; es un cava brut nature de aspecto dorado brillante, burbuja muy pequeña, fina y persistente, que forma una buena corona; con los matices aromáticos de fruta madura, levaduras, bollería y frutos secos que aporta su prolongada crianza y un carbónico suave e integrado que disminuye la sensación de acidez y resulta muy agradable en boca.

Miguel Ángel Vicente, director de El Gastrónomo Zaragozano, que ofició de conductor del acto, tras dar unas breves pinceladas históricas sobre el mundo de las burbujas, dio paso a la protagonista, artífice del nuevo gran reserva, Susana Ruberte. La gerente y enóloga del Grupo Ruberte y directora de Bodegas Monasterio de Veruela explicó: «Bodegas Monasterio de Veruela es un proyecto con el que yo había soñado siempre, pero me faltaba apoyo y este llegó con la incorporación de mi hija Ana, que ha heredado toda nuestra pasión por la enología».  

Desde la puesta en marcha de esta bodega, exclusivamente dedicada a la elaboración de cavas con Denominación de Origen, continuó Ruberte, «teníamos claro que queríamos hacer un producto de gran calidad, por lo que reservamos parte de ese primer cava embotellado para la elaboración de este gran reserva que hoy presentamos». En los 540 metros cuadrados de cuevas de los que dispone la bodega y a una temperatura constante, el cava fue madurando lentamente, «cuidado con mucho cariño y mimo», desde el año 2015, «para sacar el máximo partido a las levaduras», añadió la enóloga. También destacó que, en la elaboración de sus cavas, nunca utilizan líquido de expedición, «usado en ocasiones para enmascarar posibles defectos, por lo que se trata de un brut nature, es decir, un cava puro y duro». 

El Cava Monasterio de Veruela Gran Reserva 2015 se presenta con la fecha de degüelle, «para que el consumidor tenga más información a la hora de su consumo y las botellas van envueltas en papel de celofán para conservar mejor el producto», afirmó Ruberte, que anunció la próxima aparición de otros grandes reservas, de ocho y diez años, que se unirán a este, ampliando la gama de cavas de larga crianza Monasterio de Veruela.

Acto seguido, y antes de proceder a la cata, el diputado provincial y alcalde de Magallón, Víctor Chueca, destacó el carácter emprendedor y pionero de Susana Ruberte, «la primera enóloga de Aragón y máximo exponente del talento magallonero, que se manifiesta en todos los ámbitos». Asimismo, Chueca dio la bienvenida al nuevo cava, desde ‘Saborea Magallón’, «la herramienta con la que damos lustre y esplendor a nuestros vinos y aceites» y, como diputado provincial, transmitió todo el apoyo de la Diputación de Zaragoza a empresas que como el Grupo Ruberte elaboran productos de calidad diferenciada mientras crean riqueza en el mundo rural.

Antes de comenzar la cata, Ruberte recordó que Monasterio de Veruela elabora sus cavas en Ainzón, «único municipio de la comarca autorizado para hacer cavas con DOP». Tras un brindis de todos los asistentes, la enóloga de la bodega destacó la burbuja fina del espumoso, la presencia de las levaduras tanto en nariz como en boca y el carbónico agradable y sutil va a convertir este gran reserva en un imprescindible en las mesas navideñas.