Antes de que acabaran los cinco días de plazo para dirimir sobre la ampliación de aplicación del pasaporte covid en la comunidad, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha decidido suspender de forma parcial dicha orden adoptada por el Gobierno de Aragón. La novedad es que al ocio nocturno se van a añadir  residencias, hospitales y comidas de más de diez personas en restaurantes y en grandes eventos de más de quinientos asistentes en cerrado y mil en abierto. Ayer, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, advirtió que habría más restricciones si la Justicia tumbaba su medida de control de la pandemia. Esta decisión se produce después de que la autonomía encadene tres días consecutivos con más de un millar de contagios, siendo este viernes el de máxima incidencia con 1.297 positivos.  

Por el contrario los magistrados de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA rechazan que se pida dicho certificado de vacunación para hostelería y restauración, gimnasios, cines, espectáculos.

El Gobierno de Aragón ha transmitido su muestra su "respeto por la decisión del TSJA" y que sus servicios jurídicos están analizando la resolución y las consecuencias de la misma. La orden se ha publicado esta media tarde en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) y será efectivo esta medianoche.

Valoran "el avance que supone poder aplicar esta medida en algunas actividades adicionales", como ya decidió el Gobierno hace una semana, siguiendo las recomendaciones de los expertos sanitarios, pero consideran que para "contener el incremento de contagios, sigue siendo necesaria su extensión a la hostelería , con aforo superior a 50 personas, cines y teatros en los que se permita consumo de comida y bebida, así como en gimnasios". En definitiva, "lugares cerrados en los que el ciudadano se retira la mascarilla y, en consecuencia, existe mayor riesgo de infección".

Sobre esto último, destaca el TSJA en el auto al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ARAGÓN que "se sigue confundiendo proporcionalidad con algo que no lo es". "Es de insistir en que la proporcionalidad de la medida no se encuentra en que tenga un impacto menor que el cierre de los negocios, como pretende argumentar la Administración, por lo que se deduce del propio escrito de alegaciones del Gobierno de Aragón", recalcan.

Resaltan los magistrados que el Departamento de Sanidad del Ejecutivo autonómico expone un incremento en la incidencia a lo largo de las últimas semanas y un pronóstico de empeoramiento en la tasa de contagios por virus." Que ese incremento es importante, en términos absolutos, también queda claro a tenor de los datos que se nos ofrecen. Datos de contagio, de hospitalización y, dentro de la hospitalización, de ocupación de uci", si bien añaden que "no reflejan ni permiten tener una idea exacta del impacto o estrés en el sistema sanitario, dado que no queda claro si los porcentajes de ocupación, lo son de eso, o de incremento sobre la ocupación existente".  

Pero el TSJA va más allá y destaca que "se desconoce si los datos de ocupación son netos o brutos, es decir, la rotación en uso del sistema sanitario, al desconocer el índice de altas hospitalarias que se están dando, ni las mediciones que en este sentido, a lo largo de otros picos epidémicos, se han efectuado y las comparativas con el momento presente". 

Uso de mascarilla

Otro reproche de la Justicia al Ejecutivo autonómico es que "tampoco ofrece dato alguno" sobre el impacto en el incremento de infectados "la práctica deportiva y lúdica en gimnasios o las actividades lúdicas en cines, teatros, auditorios y demás establecimientos de similar naturaleza en que está permitida la comida y la bebida, actividades en las que el Ejecutivo autonómico presume sin más la relajación, cuando no inobservancia, de las medidas de seguridad –uso de mascarilla principalmente- que previamente ha impuesto".  "No podemos saber, más allá de datos generales de incidencia que no discriminan por actividades, la estricta necesidad de la medida para una mayor garantía", insisten los magistrados del TSJA.

El caso concreto de la hostelería

"Menos podemos llegar a conocer el motivo por el que se hace necesaria la medida que se pretende implantar en establecimientos de hostelería y restauración con aforos superiores a cincuenta personas", afirman los tres magistrados que han deliberado este mismo viernes.

Recalcan que "tampoco podemos conocer si el Ejecutivo de Javier Lambán se ha planteado, para descartarlas, otro tipo de medidas que se presentan como de menor impacto desde el punto de vista de la afectación a derechos fundamentales, en relación con la implantación de mecanismos de indicación y control de aerosoles en establecimientos cerrados u otro tipo de medidas alternativas, que concreta y estrictamente afectan al ejercicio de actividades y no a derechos fundamentales".

Te puede interesar:

¿Dónde sí y dónde no es necesario el pasaporte covid?

El TSJA suspende este certificado en:

1)  Establecimientos de hostelería y restauración

2)  Gimnasios y equipamientos similares

3)  En las actividades de cines, teatros, auditorios y similares, así como en espectáculos públicos, actividades recreativas o de ocio, realizadas en espacios cerrados, en los que esté permitido el consumo de comida o bebida.

El TSJA lo ve obligatorio en:

1) En establecimientos de ocio nocturno (salas de fiestas, discotecas, pubs, salas de baile, salas de conciertos), así como en los de juego y apuestas, cuyo aforo máximo permitido sea igual o superior a cincuenta personas. En los establecimientos de ocio nocturno y asimilados cuyo aforo sea inferior a cincuenta personas, se requerirá a partir de las 21.00 horas.

2) En las celebraciones nupciales, comuniones, bautizos, confirmaciones y otras celebraciones sociales, familiares, religiosas o civiles, que puedan tener lugar en establecimientos de hostelería y restauración. A estos efectos se entenderá por celebración todo evento en el que el número de personas sea superior a diez, salvo que todos ellos sean convivientes.

3) En los centros hospitalarios y centros de servicios sociales especializados, para las visitas a los enfermos ingresados y residentes, respectivamente.

4) En eventos de cualquier naturaleza que reúnan a más de quinientos asistentes en lugar cerrado o mil asistentes en espacio abierto.


El Gobierno cree que el pasaporte "sigue siendo necesario" en la hostelería