La dirección del hospital Miguel Servet de Zaragoza ha tenido que habilitar estos días media planta más para acoger solo a pacientes ingresados por covid. En concreto, la nueva zona se sitúa en el piso 11 y se suma a las plantas 10 y 4, ya fijas para pacientes con coronavirus desde que comenzó la pandemia. El centro cuenta en estos momentos con 104 enfermos en cama convencional y 11 en una de sus ucis. Por ahora, según fuentes hospitalarias, la presión asistencial es asumible, pero la subida progresiva de los enfermos ha obligado a tener que disponer de más espacio.

En cuidados intensivos, a pesar de la oleada de contagios, el Servet solamente tiene una uci de sus cuatro ocupada por pacientes covid. Eso sí, mantiene habilitada para coronavirus la que se conoce como ucri (unidad de cuidados respiratorios intermedios) y que está dentro del servicio de Neumología del hospital.

Te puede interesar:

Por el momento, este centro no ha reprogramado operaciones quirúrgicas, aunque son fechas donde habitualmente se interviene menos debido a las fiestas de Navidad y eso permite tener una mayor disposición de camas. En cualquier caso, en todos los hospitales de Aragón se mantiene el calendario fijado de intervenciones. Únicamente hace una semana se tuvieron que suspender citas quirúrgicas no urgentes previstas en el hospital San Jorge de Huesca, donde había mucha limitación de recursos. La situación ahora ha mejorado y el centro tiene 37 ingresados por covid en planta y 8 en la uci.

En Teruel, por su parte, el incremento de los contagios tampoco se está traduciendo en un elevado número de ingresos en el hospital Obispo Polanco. Fuentes del personal aseguraron a este diario que «el volumen de trabajo está en Primaria y en urgencias, pero la hospitalización aguanta y no son casos graves», señalaron. «Es cierto que se dan muchas altas y enseguida llega gente nueva, pero la vacunación está ayudando a esta estabilización de los ingresos», indicaron. El hospital tiene 20 enfermos de covid en planta y solo dos en la uci.