El Gobierno aragonés no contempla la posibilidad de retrasar la vuelta al colegio tras las vacaciones de Navidad y defiende que se produzca de forma presencial, como defienden una gran parte de las comunidades autónomas del país que también se han posicionado al respecto.

Según han informado a Efe fuentes del Ejecutivo regional, a pesar de que la situación provocada por la pandemia por coronavirus era más grave el año pasado, la vuelta a las aulas se produjo de forma normalizada tras las fiestas navideñas, con una presencialidad completa en todas las etapas educativas.

Han añadido que los colegios han demostrado a lo largo de la pandemia ser "lugares seguros" de detección y no de transmisión de los contagios.

A juicio de estas fuentes, "mientras en el resto de la sociedad aragonesa se rebajaban las medidas cuando se producían mejoras en los datos de contagio, los centros educativos han mantenido mascarillas a partir de los 6 años, distancias personales, entradas escalonadas, higiene y uso de gel hidroalcohólico o ventilación".

Además, ha destacado, continúa en estos momentos el proceso de vacunación tanto del alumnado más joven como de los más mayores con terceras dosis.