La ministra de Defensa Margarita Robles ha aprovechado su visita al hospital Militar de Zaragoza para “agradecer a la Sanidad de Aragón lo que está haciendo”, para dar las gracias por el “esfuerzo de todos los sanitarios de España”, tanto durante la pandemia como por la campaña de vacunación; y también de la labor de los militares en el marco de la operación Baluarte, en la que han inmunizado a más de 35.000 personas hasta esta mañana en 13 comunidades autónomas.

Acompañada por el director del Hospital General de la Defensa de Zaragoza, el coronel Juan Antonio Lara, y la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, Robles recorrido la Unidad de Vacunación de este centro hospitalario militar en el que se vacunará hoy y cada día a 1.200 personas, cuatro por minuto, en cuatro filas habilitadas.

La ministra ha asegurado que “el que no se vacuna es insolidario, hay que vacunarse por uno mismo y por los demás y por eso, ha aprovechado su visita para llamar a la ciudadanía a vacunarse, "el mejor seguro de vida para todos", ha dicho, para remarcar seguidamente que “sé que a veces hay debate sobre derecho y libertad. Evidentemente uno tiene derecho a no vacunarse, pero uno tiene que ser responsable y solidario en un país democrático.  “Lo mejor de la democracia es pensar en los demás y por cada uno que no se vacuna o no se pone la tercera dosis, hay muchas personas que caen y sanitarios que no pueden más”, ha afirmado.

Robles ha valorado el "contacto estrecho" del ministerio con el departamento de Sanidad aragonés y el trabajo de los militares en el marco de la operación 'Baluarte', que dispone de 150 unidades de vacunación y más de mil militares repartidos por las 13 comunidades que solicitaron su apoyo y que, en menos de una semana, han inoculado la tercera dosis a más de 35.000 personas, según los datos de esta mañana, y la previsión de que sean entre 40.000 y 50.000 mañana.

El director del Hospital Militar ha incidido en que esta operación Baluarte tiene como objetivo “servir a los ciudadanos” porque hay que "vacunar a mucha gente y cuánto antes mejor". La estructura tiene tres patas, equipos móviles de vacunación, que en Aragón son cinco; el centro de vacunación del propio hospital y los rastreadores. Respecto a los equipos móviles, dos están en el hospital Militar por la tarde, y uno en cada provincia. En la de Zaragoza, los lunes vacunan en Ejea (hoy 270), en Tarazona los martes, en La Almunia los miércoles; los jueves en María de Huerva y los viernes en Fuentes de Ebro. En la provincia de Teruel hoy se vacunarán a 240 personas.

En el propio hospital se vacunarán hoy unas 1.200 personas de entre 45 a 60 años , ya que están citadas cuatro personas por minuto, todas con Moderna. La campaña comenzó el 28 de diciembre y al final de esta semana se habrán puesto unas 10.702 dosis; que unidas a los equipos de vacunación serán unas 12.000 dosis.

En cuanto a los rastreadores, los militares realizan unas 2.500 llamadas diarias. 

Por su parte, la consejera de Sanidad del gobierno de Aragón Sira Repollés, también ha agradecido la labor de los militares tanto en el hospital Militar como en los equipos móviles porque “potencian la cercanía con el ciudadano”. Esa labor alivia la presión en los centros de Atención Primaria, ya que les libera en parte de rastreos y vacunaciones y así “facilitar que se pueda atender a los pacientes en tiempo y forma”.

De hecho, Repollés ha puesto en valor la vacunación llevada a cabo por los militares, que hace que “día a día vayamos valorando cuales son los puntos más conflictivos de vacunación y cual tiene más necesidad” y ahí es donde se destinan los equipos móviles.