Resumía el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, que los presupuestos del Ayuntamiento de Zaragoza para 2022 quieren transformar la ciudad para que sea «más amable, más justa, más verde, más competitiva y generadora de empleo e inversión». Para conseguirlo, el equipo de Jorge Azcón vuelve a concentrar sus esfuerzos en la gestión ordinaria, alejándose de grandes proyectos, de los «pioneros», como suelen decir los concejales del equipo de Gobierno de PP-Cs. La reforma de las calles, de las grandes avenidas y de alguna que otra plaza se ha convertido en una de las señas de identidad de este mandato. En el ecuador de la legislatura, Azcón reserva hasta 79 millones a inversión con el propósito de impulsar todos los proyectos que ha ido desgranando durante 2020 y 2021 y que no han visto la luz.

Son actuaciones vistosas, de esas que suelen gustar, que generan poca polémica y que se quedan grabadas en las retinas de los votantes. De ahí que el objetivo sea tenerlas listas para las próximas elecciones municipales.

Una vez pactadas las cuentas de 2022 con Vox, que ascienden a 837 millones y que todavía tienen que ser modificadas para satisfacer a la ultraderecha, los concejales de Acción Social, Economía, Urbanismo e Innovación e Infraestructuras han explicado su hoja de ruta ante los grupos de la oposición.

Estas dos últimas áreas, las que afectan a la inversión, fueron las más interés y más críticas despertaron desde PSOE, Podemos y ZeC, que cuestionaron la falta de «ambición del Gobierno de PP-Cs», que ha apostado por unas cuentas «continuistas» que rescatan muchos de los proyectos que durante 2020 y 2021 no han sacado adelante.

Por poner ejemplos, repite la reforma de la avenida Cataluña, la adecuación del centro cívico Delicias, la ampliación del de La Almozara, la reforma de la Casa de Amparo, el centro de visitantes de la plaza del Pilar o la apertura de los Baños Judíos. Son solo algunos de los que ha enumerado el concejal de Podemos, Fernando Rivarés, y que convierten al presupuesto, según Pedro Santisteve (ZeC), en «un arma de propaganda» ya que se «venden partidas históricas que seis meses después se vacían a la mitad» a través de modificaciones de crédito.

79 millones para inversión

Este año el consistorio quiere destinar hasta 79 millones a inversión, una «cantidad histórica» que permitiría darle un buen lavado de cara a Zaragoza. Los grupos de la oposición no creen que PP y Cs vayan a ser capaces de ejecutarlos teniendo en cuenta que en 2021, ambos se dejaron sin gastar 38 millones. Dicho de otro modo, se invirtieron 43,9 millones de los 82 disponibles. Una cantidad cuestionable que aún así mejora a la de 2020, cuando en año covid solo se gastaron 35,3 millones de los capítulos VI y VII.

El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, se ha defendido de las críticas explicando que al llegar al Gobierno no «heredaron» ningún proyecto ya redactado y «revertir las inercias ha sido lo más complicado». Es decir, que tras una primera mitad de mandato centrada en la redacción de los proyectos, ahora toca sacar las máquinas a las calles de los barrios. O inician este año sus proyectos o en 2023 no podrán hacerlo, o tendrán la ciudad patas arriba durante las elecciones.

Gestión ordinaria

En Infraestructuras, la concejala Patricia Cavero no ha tenido que dar explicaciones sobre su ejecución, del 73%, pero sí por «vender» como inversión la gestión ordinaria, es decir, a las operaciones asfalto, calles, avenidas y plazas que van a obligar al alcalde a comprar bastantes metros de cinta roja, ha ironizado el concejal del PSOE, Horacio Royo, que prevé una retahíla de actos con la prensa para inaugurar todos y cada uno de los logros.

Según el socialista, de los 51,2 millones que va a disfrutar el área de Infraestructuras, «19» se van a destinar a «arreglar aceras y cambiar farolas». Con ahínco lo ha defendido Cavero, que ha insistido en la importancia de tener unas calles en condiciones. «Mientras ZeC destinó 22.000 euros en 2019 a la operación asfalto, el actual Gobierno de PP-Cs ya ha invertido 4 millones y las cuentas de 2022 incluyen otros 4», ha explicado. Además de otros 10 para conservar el viario público, desde su mantenimiento hasta su accesibilidad.

Operación calles

Tras un 2021 destinado a redactar los proyectos, este año se ejecutará la operación calles que anunció Jorge Azcón en el debate sobre el estado de la ciudad el 25 de noviembre de 2020. Y la de avenidas y plazas de la que informó en el mismo mes de 2021, se pospone para 2023 y 2024. «Esto es como un catálogo de deseos. Anunciar grandes planes para las plazas y avenidas y dotarlo con 100.000 euros y comprometer su ejecución hasta 2028. Se parece a la propaganda», criticó Rivarés.

Unos proyectos que se financiarán a través de la sociedad Ecociudad, que va a endeudarse este año con 11 millones para poder costear la reforma integral de las ocho calles. «Están incrementando el endeudamiento pero sin que aparezca en las cuentas contables para que después María Navarro (concejala de Hacienda) pueda decir que han bajado la deuda», ha criticado Royo, que le ha quitado al portavoz de Vox, Julio Calvo, las expectativas de que las futuras avenidas a reformar surjan de un proceso participativo. «Tienen que tener necesidades de saneamiento para que Ecociudad las pueda ejecutar. Por eso no son las que desean los vecinos en muchos de los casos», ha explicado.

1. Urbanismo: El plan para Zamoray-Pignatelli centrará los mayores esfuerzos

El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza contará este año con un presupuesto de 93 millones de euros, un 10% más que el año pasado, si bien no todo irá para inversiones y obras nuevas. Entre los pocos anuncios nuevos que hizo ayer el concejal del ramo, Víctor Serrano, estuvo la escuela infantil de Arcosur, que para este 2022 tiene una partida de tan solo 25.000 euros, por lo que tan solo dará para redactar el proyecto.

Serrano anunció también que se van a ejecutar obras en 59 colegios públicos de la ciudad este año, si bien no detalló la inversión que supondrá.

Entre los aspectos que más destacó estuvo el plan especial para Zamoray-Pignatelli, que estará dotado con 7,5 millones de euros: 3,5 millones para vivienda, 2,6 para comprar solares, 500.000 para obras y otros 500.000 para el plan de iluminación.

La ya anunciada reforma de Salamero tendrá más de 6 millones y Serrano desgranó otros proyectos que, esta vez sí, pretende llevar adelante: la redacción del proyecto del centro cívico Hispanidad (80.000 euros); la redacción del proyecto del centro municipal de servicios sociales de San José; la adecuación del centro cívico de Delicias para abrir una casa de Juventud, y el pabellón de Miralbueno (625.000 euros).

Muchos de estos proyectos colean de años anteriores mientras que otros, como la rehabilitación de Giesa, han pasado de tener 1,5 millones a no tener una partida específica. 

La calle Pignatelli del Casco Histórico. ANGEL DE CASTRO

2. Acción Social: Uno de cada cinco euros de las cuentas se gastan en política social

El concejal de Acción Social, Ángel Lorén, defendió la gestión de su área y por ello anunció que las cuentas de este 2022 serán «continuistas» con lo hecho hasta ahora. El presupuesto de su departamento crecerá un 2,7% con respecto al año anterior y una de las principales novedades que traen las cuentas es el denominado «cheque familiar», un plan dotado con 1,3 millones de euros que pretende facilitar la conciliación.

Este fue uno de los anuncios que hizo ya el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, durante el último debate del estado de la ciudad, que tuvo lugar en noviembre, y consiste en la financiación de los gastos de guardería.

Lorén defendió también el mantenimiento de las partidas destinadas a las ayudas de urgente necesidad dada la situación «inflacionista» de la economía, si bien la izquierda le acusó de asistencialismo y de no emprender políticas «reales» en materia de derechos sociales. «Uno de cada cinco euros de este ayuntamiento van a ir dirigidos a políticas sociales», defendió Lorén ante las acusaciones del PSOE, ZeC y Podemos.

Además, dentro de este área también se contemplan inversiones en materia de Juventud, Igualdad y Deporte. 740.000 euros, la misma cifra que el año pasado, se gastarán en ayudas a la emancipación.

Con respecto a instalaciones deportivas, se prevé renovar el césped artificial de diez campos de fútbol.

Una mujer sin hogar a las puertas de la Casa Abierta. ANDREEA VORNICU

3. Economía e Innovación: El plan de comercio local se desinfla y se sigue apostando por ‘Volveremos’

La concejala de Economía e Innovación, Carmen Herrarte, defendió el recorte de un 2% del presupuesto de su área, hasta los 28,6 millones, aludiendo a que «con menos son capaces de hacerlo lo mismo». «Esto se llama optimizar», aclaró.

Este año apenas habrá unos 975.000 euros destinados al plan de comercio local que en 2020 surgió con 7 millones, prácticamente todos sin ejecutar. Menos de un millón que solo servirá para «embellecer» los dos barrios pilotos, Delicias y una zona del Casco Histórico, y continuar con el proceso de digitalización de los comercios.

La gran apuesta del área vuelve a ser el programa Volveremos, que en 2022 estará dotado con un millón más, hasta los 4. En este caso, tanto Vox como PSOE, Podemos y ZeC reclamaron que se amplíe a más días el canjeo de los descuentos, ahora limitado a los miércoles.

Herrarte explicó que se trabajará para poner en macha una ventanilla única que facilite y agilice las gestiones a las empresas, «a las nuevas y a las que vendrán» siempre con la intención de «crear riqueza en la ciudad». También que seguirán trabajando para que la medición de la calidad del aire en el interior de la hostelería sea el método elegido para limitar los aforos.

Otro de los pilares de su área pasará por continuar potenciando los mercados ambulantes en los barrios ciudad, como el de Parque Venecia o el del campus universitario. 

Campañas realizada por los comerciantes de la calle Delicias y el Ayuntamiento de Zaragoza. JAIME GALINDO

4. Infraestructuras: La renovación integral de las calles coge ritmo y se ampliará a las plazas

El área de Infraestructuras va a continuar el trabajo iniciado en 2021 y ejecutará la reforma integral de las ocho calles anunciada, que ascienden a 11 millones, financiados a través de la sociedad municipal Ecociudad.

Con un presupuesto total de 49 millones, la concejala del ramo, Patricia Cavero, explicó que este año habrá más dinero para acometer actuaciones en las calles, renovar la red de tuberías, la iluminación de la ciudad y, sobre todo, para la operación asfalto, que se desarrollará en verano. Solo en 2022 se contemplan cuatro millones de euros.

Como ya sucedió el año pasado, los técnicos dedicarán buena parte de su jornada a elaborar los proyectos de reforma de las avenidas y plazas incluidas en esta operación de embellecimiento de la ciudad.

En cuanto al área de Vivienda, Carolina Andreu informó de que este curso se incorporarán las viviendas de Las Fuentes, La Jota y Zamoray. En total, 136 que se sumarán al parque público. La partida destinada a los programas sociales pasará de los 2,4 millones en 2021 a los 3,8 de este, e incluye ayudas para el alquiler y el mantenimiento de viviendas. Además, y cumpliendo con una de las exigencias de Vox, pondrá en marcha una línea para avalar a aquellos jóvenes que quieren emanciparse.

La concejalía seguirá apostando por la rehabilitación privada y destinará hasta 8 millones a este fin. 

Obras en la calle Predicadores de Zaragoza. ANDREEA VORNICU