Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, en coordinación con la Policía Local de Zaragoza y con la Unidad Adscrita de Aragón, han establecido este fin de semana un dispositivo especial de seguridad en las zonas de ocio de la capital aragonesa. Se han realizado más de 600 identificaciones que han permitido la detención de dos personas reclamadas judicialmente. Además se han realizado más de 21 propuestas de sanción por tenencia de sustancias estupefacientes y una más por tenencia de armas prohibidas.