La tarjeta Lazo alcanzó el año pasado los 79.485 bonos activos, con las que se realizaron un total de 7.682.614 validaciones en las líneas de transporte público de la capital aragonesa y el área metropolitana de la capital. Estas cifras de la tarjeta, emitida por el Ayuntamiento de Zaragoza y el Consorcio de Transportes del Área de Zaragoza (CTAZ), que sustituyó a la denominada Interbús, suponen el 6,6% del total de validaciones. El título de transporte más utilizado continúa siendo la llamada Bus, con un 50,1%.

Los diferentes abonos existentes son el 19,1% y el resto se repartió entre la Tarjeta Ciudadana (prepago y monedero), con el 10,3%; los pensionistas –8,81%– y las tarjetas de empleados de Avanza –0,79% de las validaciones totales–. El resto, algo menos del 4%, son billetes sencillos, según una nota del consistorio de la capital aragonesa.

La tarjeta Lazo permite abonar el importe de los viajes en autobuses urbanos (los más numerosos con 4,36 millones de validaciones), metropolitanos (1,87), tranvía (1,37) y Renfe Cercanías (77.020), o sea, en todos los servicios de transporte público, así como en otros servicios de movilidad, como los aparcamientos regulados en superficie y el servicio Bizi.

Recarga en pruebas

Lazo se estrenó el 1 de diciembre de 2017 y desde entonces su uso se ha ido incrementando año a año, salvo en 2020, cuando cayó ligeramente como también lo hicieron el resto de métodos de pago por la pandemia sanitaria. El consistorio destaca que en 2021 sí que aumentó su uso, un 55,4% con respecto al año anterior (con 4,94 millones de validaciones) y un 51,1% con respecto al 2019 (5,08 millones).

La tarjeta Lazo permite realizar transbordos ilimitados entre las líneas urbanas y también permite transbordar entre las líneas metropolitanas, incluida Renfe-Cercanías, y las líneas urbanas. Así, los transbordos realizados con este método de pago superaron los 1,7 millones en el ejercicio 2021. Según datos del ayuntamiento, el 36,1% de los viajes metropolitanos efectuaron transbordo en 2021 mediante la tarjeta Lazo. Este ratio es menor en los viajes urbanos o con el tranvía, donde fue del 24,2%.

El CTAZ ultima el lanzamiento de la recarga online de la tarjeta Lazo a través de la lazo.app. Antes de su puesta en marcha, desde la semana pasada está activa esta opción en pruebas pero solo para los usuarios de la línea metropolitana 210, entre Zaragoza y Villamayor de Gállego. Los viajeros podrán realizar la recarga de la tarjeta a través de la web y abonarla mediante cualquier tarjeta bancaria. Entonces, el saldo se carga en la tarjeta a través de cualquiera de los nueve puntos Lazo instalados y disponibles en el área de Zaragoza (oficina del CTAZ, estación de Goya, Cuarte, Cadrete, María de Huerva, La Puebla de Alfindén, Villamayor de Gállego, Villanueva de Gállego y Utebo). A lo largo de este año se extenderán los puntos lazo a todas los municipios y a las terminales de la capital.