Este pasado sábado 5 de marzo, día de la Cincomarzada, no fue festivo en Zaragoza a diferencia de otros años. El día de la festividad a efectos del calendario laboral y escolar ha cambiado de fecha.

Por ello, los comercios de la capital abrieron ayer como cualquier otro día laborable y mantendrán el horario habitual de apertura y cierre de los locales. Esta situación ya ocurrió con el otro festivo local de la ciudad: San Valero ya que este año ambos caen en el primer día de fin de semana, lo que incentiva a desplazar el día de fiesta para facilitar el puente.

La decisión fue controvertida, especialmente entre algunos sindicatos del sector del comercio, que amenazaron entonces con ir a la huelga para reivindicar que se mantuviera el festivo en sábado, gozando así de dos días de fiesta, siendo uno de ellos el sábado, una situación que no es muy usual. Lo relevante de entonces es que la decisión se extendería al siguiente puente en esa misma situación: la Cincomarzada.

Finalmente, la decisión fue trasladar el festivo a este próximo lunes 7 de marzo en la ciudad de Zaragoza, al igual que sucedió con el día de su patrón, San Valero.

Además, el 7 de febrero es festivo también en todos los barrios rurales cercanos a la capital: Alfocea, la Cartuja Baja, Casetas, Garrapinillos, Juslibol, Miralbueno, Montañana, Monzalbarba, Movera, Peñaflor, San Juan de Mozarrifar, Santa Isabel, Torrecilla de Valmadrid, Venta del Olivar, Villamayor y Villarrapa.