La supresión de un paso a nivel en muchas localidades a veces se ha convertido en la principal reivindicación durante años y desde hace más de una década se planteó como un objetivo para el Gobierno central ir eliminando progresivamente los que se pudiera por la seguridad de los ciudadanos y por facilitar una integración, no siempre sencilla, de los servicios ferroviarios en la vía publica de los cascos urbanos o en la convivencia con los conductores en aquellas intersecciones con carreteras interurbanas. En ese contexto se entiende que Aragón haya conseguido suprimir hasta 88 pasos a nivel en los últimos 15 años

Así lo atestiguan los datos oficiales que maneja el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que también dejan tras de sí los 133 pasos a nivel que siguen activos en la comunidad. A un ritmo de ejecución que siempre es opinable para el ciudadano pero costoso para la Administración, cada año se van eliminando varios y en este 2022 los municipios donde van a despedirse del suyo ya se conocen. El más inmediato, el de Teruel, cuyas obras ya se están ejecutando para quitar el que será el último en eliminar de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto en la comunidad aragonesa. Quedará solo el de Jérica, en Castellón, en todo el trayecto.

Paso a nivel en la localidad zaragozana de Morata de jalón, uno de los tres que se suprimirán este año. ADIF

A este se sumarán los que ya se están redactando para hacer lo mismo en Ariza y Morata de Jalón, que tienen que definir todavía las actuaciones a acometer para hacerlo efectivo, y un tercero, el de Granén, para el que Adif ya ha presentado un proyecto, el ayuntamiento de la localidad ya ha dado su conformidad y está en fase de supervisión antes de sacar a concurso público los trabajos. Es previsible que todos ellos puedan estar en obras este año o a principios de 2023.

Más en Teruel

Mientras siguen avanzando las obras, la comunidad solo puede quedarse con lo ya materializado, esos 88 pasos a nivel que ya han dejado de ser un problema o un riesgo para las poblaciones aragonesas. En el desglose por provincias, los datos favorecen más a la provincia de Teruel, donde se han eliminado casi la mitad del total, 40. Del resto, se han quitado 26 en la provincia de Zaragoza y otras 22 en la de Huesca.

Eso hace que la foto fija de lo que queda por hacer deje a la provincia turolense mucho más cerca del final de los pasos a nivel en los municipios. Son 22 los que todavía quedan por eliminar, y representan la mitad de los 50 que todavía quedan en la provincia de Zaragoza. En la de Huesca, por ejemplo, son casi el triple los que siguen activos, 61.

La localidad de Grañén aún cuenta con uno de los 130 pasos a nivel sin suprimir en Aragón ADIF

Sin embargo, hay un detalle importante a tener en cuenta: de esos 130 pasos a nivel que siguen sin suprimir, hay 21 que se ubican en puntos de la red ferroviaria en los que no hay tráfico de trenes actualmente. Por lo tanto, puestos a medir el peligro, estos son los que menor riesgo comportan.

También explica Adif que hay pasos a nivel que se encuentran enclavados en propiedades particulares, son 10 en el caso de Aragón, en los que ese paso sobre las vías solo lo hace el dueño de los terrenos ubicados en ambas márgenes de la infraestructura y son estos los que se responsabilizan de vigilar la protección. Son pasos a nivel con guardería que, en muchos casos, solo es una cadena lo que impide cruzar las vías.

Por último, del resto de pasos a nivel, dentro de ese total de 130, hay 51 en Aragón que cuentan con protección de semibarreras automáticas o señalización luminosa y/o acústica.