Kiosco

El Periódico de Aragón

LOS JUEGOS DE 2030

Cataluña y el COE filtran un acuerdo para los Juegos que Aragón niega

La DGA asegura que quiere que salga el proyecto pero que no le ha dado luz verde | Aragón no se fía de los interlocutores y amenaza con una candidatura propia

Javiér Lambán, presidente de Aragón, escucha al presidente del COE, Alejandro Blanco, durante la comparecencia posterior a la última visita a Zaragoza.

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, dio por sentado el jueves por la mañana en Barcelona el acuerdo con Cataluña y Aragón para sacar adelante la candidatura que se presentará a organizar los Juegos Olímpicos de invierno de 2030. Así lo señaló durante su participación en las jornadas de debate sobre el proyecto olímpico organizadas en una fundación afín al PSC, tras las que se conoció que muy probablemente este lunes se hará oficial la candidatura.

Pero alguien no se contuvo y la filtración del acuerdo empezó a llegar a los medios de información. Se garantizaba el acuerdo a tres que el Gobierno de Aragón negó inmediatamente, primero vía telefónica y luego a través de un mensaje que resumía en seis puntos la postura del Gobierno de Aragón en relación a los Juegos de Invierno.

Esta es la posición de la DGA: 1. El Gobierno de Aragón apuesta decididamente por la candidatura a los Juegos de 2030. 2. Aragón solo apoyará la candidatura si es de igual a igual y equilibrada en todos los aspectos. 3. A fecha de hoy, no hay ninguna garantía de que la candidatura se vaya a plantear en esos términos. 4. En tanto no estén claros todos los aspectos de la candidatura, Aragón no dará su visto bueno. La desconfianza respecto a todos los demás interlocutores es absoluta. 5. En caso de discrepancia, Aragón planteará su propia alternativa. 6. Es una candidatura de España, pero Aragón no la apoyará si no queda a salvo y fortalecido el interés de la comunidad.

Salvador Illa y Alejandro Blanco, este viernes en Barcelona.

Obviamente, alguien se fue de la lengua antes de hora, sobre todo porque todos habían insistido en guardar silencio sobre los términos técnicos de la candidatura hasta que no fuera presentado el informe a los tres Gobiernos.

En la filtración, cómo no, se hablaba de las sedes y la distribución de los deportes. Barcelona y Zaragoza tenían un peso fundamental en el proyecto inicial, sobre todo para acoger las ceremonias de inauguración y clausura y todas las pruebas de hielo.

Pero después el eje se ha ido desplazando hasta el Pirineo liderado por el COE, que es el que debe tutelar la apuesta ante el COI. El actual proyecto centra la competición en diferentes zonas del territorio de Cataluña y Aragón.

"Si somos capaces de tener una idea común y trabajar todos a favor de esa idea, recorriendo el camino en común, entonces hemos ganado la candidatura. A partir de ahí, sea el momento que sea, los Pirineos tendrán Juegos Olímpicos"

decoration

En principio, se repartirán las pruebas de hielo, que son las que más audiencia generan: el hockey iría al Sant Jordi de Barcelona y el patinaje y el curling, a Zaragoza y Jaca.

Además, el Pirineo aragonés albergaría el biatlón y el esquí de fondo, mientras que el catalán acogería las pruebas de esquí alpinoesquí de montaña, snowboard y freestyle. Para el resto de pruebas se exploró la posibilidad de realizarlas Andorra, los Alpes franceses y suizos, aunque la prioridad sigue siendo trabajar con Sarajevo como subsede, algo que Alejandro ve complicado por la distancia y los costes.

La capital de Bosnia u otra sede albergarían pruebas como las de skeleton, bobsleigh o saltos, para cumplir con la nueva norma del COI, la Agenda 2020+5, que obliga a los nuevos proyectos olímpicos a no construir ninguna instalación nueva que no garantice la sostenibilidad, el impacto y el legado de la inversión.

Además, el estado de las pistas de Sarajevo y la cuestión geopolítica actual generan dudas, aunque por el momento la prioridad ha sido resolver primero las sedes españolas.

El presidente del COE, no obstante, es optimista. Así lo demostró en las charlas que organizó el PSC el jueves por la mañana en Barcelona. «Si somos capaces, en un momento de confusión y enfrentamiento, de tener una idea común y trabajar todos a favor de esa idea, recorriendo el camino en común, entonces hemos ganado la candidatura. A partir de ahí, sea el momento que sea, los Pirineos tendrán Juegos Olímpicos», aseguró Blanco, convencido de haber superado las mayores dificultades tras muchas conversaciones con los responsables de Esquerra, Junts y los socialistas catalanes, «y todos quieren los Juegos». La semana próxima esta candidatura «será imparable», remató.

Blanco habló de las cinco reuniones técnicas que se han realizado, la última el pasado martes, de las que surgirá «la candidatura que se presente», basada en «el mejor acuerdo que se puede hacer, la candidatura de todos, la candidatura compartida», explicó el presidente del COE, muy satisfecho porque haber conseguido llegar «a este punto» de encuentro «ya es el primer éxito», que habrá que rematar con «un trabajo conjunto para llegar al éxito final».

Los ojos del COI

El presidente del COE se mostró optimista respecto a las posibilidades de que la candidatura salga adelante, pero pidió prudencia a los gobiernos autonómicos. «Los ojos del Comité Olímpico Internacional ya están puestos sobre Cataluña y Aragón», puntualizó pidiendo a las distintas administraciones que, aunque mantengan diferencias sobre cómo hay que concretar la candidatura, trabajen para presentar las propuestas con «unanimidad» ante el COI.

En la misma línea, Salvador Illa reclamó a los partidos que apoyan al Govern (ERC y JxCat) que tengan «coraje» y digan «con claridad» que están a favor de optar a los JJOO de Invierno, que representan una «oportunidad» para revitalizar la zona pirenaica.

En cualquier caso, el pulso político no ha terminado. Lambán ya amenazó en su momento con devolver el dosier si no le parecía adecuado. Y sigue sin conocerse siquiera el nombre de la candidatura, otra traba que puede traer cola.

Compartir el artículo

stats