EL FUTURO DE LA CANDIDATURA OLÍMPICA

Carta de Lambán a Alejandro Blanco: Aragón oficializa que no firmará el acuerdo por los Juegos 2030

El presidente aragonés insiste en que Aragón "no comparte el reparto de pruebas y sedes propuesto" y en que este planteamiento "no cumple el requisito" de una candidatura "en pie de igualdad"

Reunión en el Gobierno de Aragón entre el presidente Lambán y Alejandro Blanco, presidente del COE, en una de las visitas de Blanco a Zaragoza.

Reunión en el Gobierno de Aragón entre el presidente Lambán y Alejandro Blanco, presidente del COE, en una de las visitas de Blanco a Zaragoza. / JAIME GALINDO

Laura Carnicero

Laura Carnicero

El presidente aragonés, Javier Lambán, ha enviado esta mañana una carta al presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, en la que oficializa la renuncia del Gobierno de Aragón a participar en la firma convocada por Blanco este viernes para dar el primer visto bueno a la candidatura conjunta de los Juegos Olímpicos de Invierno 2030 por incumplirse a su juicio el "requisito" de que se trate de una propuesta "en pie de igualdad" entre Aragón y Cataluña.

En una misiva de dos páginas fechada este jueves, 31 de marzo, el jefe del Ejecutivo autonómico repasa las razones de la ausencia de Aragón en esta firma, después de que él mismo anunciara días atrás que la comunidad no podría aceptar este "acuerdo" y que trabajaría en su propia propuesta de una candidatura conjunta, a la que pone fecha, la próxima semana.

En una carta en la que Lambán tutea a Blanco, señala los puntos candentes de la negociación y que han sido claves para el desencuentro, como que la propuesta no incluya ninguna prueba ni en Formigal ni en Cerler.

Asimismo, Lambán reclama que "no se fragmente el necesario acuerdo" y que se aborden todos los aspectos implicados en la candidatura; no solo el reparto de disciplinas, sino también el nombre y las ceremonias de apertura y clausura, o el esquema organizativo.

Finalmente, el presidente de Aragón insiste en su voluntad de la candidatura "llegue a buen puerto" y asegura que Aragón "no escatimará esfuerzos en hacer posible la candidatura".

Javiér Lambán, presidente de Aragón, escucha al presidente del COE, Alejandro Blanco, durante la comparecencia posterior a la última visita a Zaragoza.

Javiér Lambán, presidente de Aragón, escucha al presidente del COE, Alejandro Blanco, durante la comparecencia posterior a la última visita a Zaragoza. / ANDREEA VORNICU

Carta de Javier Lambán a Alejandro Blanco

Estimado Alejandro:

Como ya te adelantó el pasado domingo el Consejero Felipe Faci, el Gobierno de Aragón no comparte el reparto de pruebas y sedes propuesto para la candidatura de los Juegos de Invierno de 2030 y, en consecuencia, no estará presente en la reunión que has convocado mañana para dar el visto bueno a ese reparto.

En las sesiones de trabajo celebradas por los técnicos designados por el COE y los gobiernos de España, Aragón y Cataluña se han ido barajando posibilidades, se han rechazado de plano, sin ningún basamento técnico, propuestas como --por ejemplo-- las de que el esquí alpino, el snowboard o el esquí acrobático (freestyle) se realizaran en Aragón, y se han asumido sin reticencias otros rechazos que sí podían tener basamento.

Por otra parte, hemos respetado siempre los tiempos y los cauces de diálogo propuestos por el COE, sin levantarnos nunca de la mesa técnica. Pero también hemos pensado siempre que, una vez concluido el trabajo de los técnicos, le correspondía al Gobierno analizarlo y valorarlo y adoptar él la decisión institucional definitiva.

Desde el principio, para participar en la candidatura, el Gobierno de Aragón puso una condición: que la misma, a todos los efectos, se impulsara en pie de igualdad entre Aragón y Cataluña y con un equilibrio justo en el reparto de las pruebas y de las sedes, es decir, no aspirando a ser más que nadie pero tampoco menos.

Ese criterio fue suscrito y apoyado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una reunión en Zaragoza a la que tú mismo asististe.

Pues bien, la propuesta que me enviaste el otro día, a nuestros juicio, no cumple ese requisito. Es más, por filtraciones cuyo origen desconozco, dicha propuesta ha sido publicada por los medios de comunicación y ha provocado el inmediato rechazo de todas las fuerzas políticas que apoyan los juegos -58 de los 67 diputados de las Cortes de Aragón, siendo solo 4 los que se oponen- y también por los representantes del Pirineo.

En consecuencia, y tal como he anunciado en varias ocasiones para el caso de que no estuviéramos de acuerdo con la propuesta (la última vez el pasado 13 de marzo), el Gobierno de Aragón planteará una alternativa que se atenga a la condición inicial: igualdad entre Aragón y Cataluña y equilibrio en el reparto, alternativa que comunicaremos a más tardar la semana que viene.

Aragón no escatimará esfuerzos en hacer posible la candidatura, porque es un proyecto bueno para España y porque además puede contribuir a afianzar y fortalecer nuestra relación con la Comunidad vecina de Cataluña en todos los aspectos.

Pero eso no podemos hacerlo sacrificando los intereses de nuestra Comunidad. En ese sentid, consideramos que es imprescindible que todo el Pirineo se vea favorecido por los Juegos, para lo cual, en el caso de Aragón, han de desarrollarse pruebas en las estaciones del valle del Aragón, Formigal y Cerler.

Además, llegados a este punto, estimo que no debemos fragmentar el necesario acuerdo y que éste solo puede producirse cuando lo haya en todos los aspectos, incluido el nombre, las ceremonias de apertura y clausura, el esquema organizativo, etc...

Creo que todos deseamos fervientemente que nuestro común empeño llegue a buen puerto. Tengo claro además desde el principio que ésta ha de ser una candidatura del Gobierno de España liderada por el COE y estoy seguro de que ninguna de las dos instituciones va a decantarse por una comunidad autónoma frente a otra. Por tanto, espero que valores la alternativa que te presentaremos la semana que viene y que puedas reconducir el proceso a satisfacción de todos. Contarás para ello con todo mi apoyo, como siempre.

Un abrazo,

Javier Lambán