El restaurante McDonald’s del Paseo Sagasta de Zaragoza vuelve a abrir mañana sus puertas al público, tras la caída parcial de una parte lateral del falso techo de la sala central, que ocasionó el cierre temporal del restaurante.

Los trabajos realizados han sido supervisados en todo momento por un experto en Patrimonio Arquitectónico. Las reformas han consistido en el refuerzo de la totalidad del techo decorativo y en la restauración de los elementos dañados. Con esta actuación se garantiza la seguridad de las instalaciones y la preservación del patrimonio protegido.

 Las obras formaban parte del proyecto presentado por la compañía, y que ha contado con la supervisión y autorización tanto del Ayuntamiento de Zaragoza como por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón.

Las obras han incluido la restauración de los elementos dañados. MCDONAL'S

 

Trabajos de reposición del falso techo y de refuerzo general del mismo 

Tras una última evaluación de los técnicos del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, el restaurante ha recibido el visto bueno para reanudar su actividad. Junto a los trabajos de refuerzo del techo decorativo, se han completado las obras de mejora con el revestimiento antitérmico de las tuberías de hierro que llevan el agua caliente y fría, evitando condensaciones, la instalación de un sistema de ventilación que impida la formación de humedades, y el desvío de un colector que recoge las bajantes de la red sanitaria de la comunidad.

Detalle del falso techo que ha sido restaurado bajo la supervisión del técnicos del ayuntamiento y del Gobierno de Aragón. MCDONALS

 Así, con estas medidas se mejoran las condiciones de conservación de los elementos protegidos. La duración de estas obras ha estado motivada por el laborioso y artesanal trabajo de restauración de dichos elementos.

 El local cuenta con un total de 842 metros cuadrados distribuidos entre el sótano, la planta baja y la primera y aforo total para 245 personas. Se encuentra dentro de un edificio histórico que albergó en su día al antiguo Cine Elíseos, inaugurado en 1944 y sin duda es uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad. 

 

 Compromiso con el empleo

 El establecimiento, que obtuvo su licencia en mayo de 2021, abrió sus puertas el pasado 25 de noviembre con una plantilla de 45 empleados. El compromiso de la franquiciada con el equipo humano del restaurante se centrará en mantener la misma contratación en esta nueva etapa del restaurante.