Kiosco

El Periódico de Aragón

EL NUEVO CAMPO

Azcón desvela dónde quiere levantar la nueva Romareda

El alcalde explica que su ubicación preferida para el estadio es el emplazamiento actual | "No es que haya una mayoría suficiente, sino que mantener el estadio donde está gana por goleada", dice el líder del PP en Aragón

Imagen aérea del estadio de La Romareda.

A finales de 2002 el ayuntamiento de José Atarés anunció que Zaragoza había elegido poner solución a la vetusta Romareda con un proyecto del afamado Ricardo Bofill. El arquitecto se embolsó un millón con el nuevo proyecto que pensaba llevarse a la creciente zona de Valdespartera. Han pasado casi 20 años y la capital de Aragón, la quinta ciudad de España, tiene uno de los peores estadios de los que se mantienen en pie en el fútbol profesional español y europeo. O directamente el peor.

Dos decenios después parece llegar la hora otra vez de hallar el camino hacia el nuevo estadio. Los partidos políticos han ido mostrando sus preferencias, que deberán concretar el martes en la reunión de los grupos municipales en el ayuntamiento. De momento, el alcalde ha apostado de manera rotunda por mantener La Romareda en la actual ubicación.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha desvelado este jueves que la ubicación en la que prefiere que se construya el nuevo estadio es en la que se encuentra actualmente, el mismo lugar donde se construyó en 1957 y donde prefieren no solo la mayoría de los zaragocistas sino una buena parte del arco político aragonés, tanto en el Parlamento como en el ayuntamiento.

"La opción que menos me gustaba era la de San José y las que me más me gustan son las que pasan por la ciudad consolidada. Si hay una opción de hacer el estadio es donde está, en esta ciudad construida", ha dicho el alcalde, que ha insistido mucho en que el emplazamiento "que más me gusta" es el actual. "Cuando me presenté a las elecciones di una rueda de prensa en La Romareda y dije que mi proyecto era hacer un campo de fútbol donde está el actual estadio, un proyecto nuevo que le dé a la quinta ciudad de España el campo que necesita".

Solo otro espacio concreto ha nombrado Azcón en su comparecencia, una ubicación de la que se habló al relatar las posibles ubicaciones, en este caso en el Actur. "Cuando hablo de ciudad consolidada, es evidente que el lugar donde más construcción hay de todos los que se están planteando es La Romareda, aunque también hay otros emplazamientos como el Parking Norte, que tiene conexión con el tranvía con una parada a escasos 500 metros y enlaces viarios de altísimas prestaciones, incluso con autopista. Tiene la ventaja también de que los suelos son públicos, del Gobierno de Aragón, aunque la construcción sería más costosa por la cercanía al río", ha dicho el presidente del PP en Aragón.

Una y otra vez, el primer edil zaragozano ha apostado por La Romareda donde está. "Es el lugar que quieren, además, la inmensa mayoría de los zaragozanos. No obstante, reitero que mi opinión no va a ser decisiva y espero que el martes todos los grupos expresemos con detalle nuestras opciones. Lo importante es que tengamos capacidad de ponernos de acuerdo y que esta decisión no sea solo la preferida por la mayoría de los zaragozanos sino por la mayoría de los concejales del ayuntamiento".

En este sentido, Azcón se ha referido a un acuerdo mayoritario. "Tenemos que hacer un esfuerzo porque ese consenso se pueda volver a armar. Hay que darse prisa porque el Mundial de fútbol y los Juegos Olímpicos, ambos eventos en 2030, están a la vuelta de la esquina. Espero que por medio del diálogo se decida dónde tenemos que hacer un equipamiento tan importante para la ciudad".

Jorge Azcón, en el canutazo de este jueves junto a la plaza de toros de La Misericordia. ANDREEA VORNICU

El nuevo grupo que ha adquirido el Real Zaragoza está liderado por el norteamericano de origen cubano Jorge Mas, al que acompañan su hermano José Mas, Joseph Oughourlian (fundador y consejero delegado de Amber Capital y presidente del Grupo Prisa), Gustavo Serpa (máximo accionista del Millonarios), Jim Carpenter (uno de los nombres más reconocidos en el mundo de los fondos de inversión americanos) y Jim Miller (codirector de préstamos directos en Estados Unidos).

Su posición será importante en la financiación del nuevo estadio, del que luego pretenden su explotación, al menos parcialemente, como ya han anunciado. "He tenido algún tipo de contacto muy informal con ellos, pero no sobre esta cuestión. Están pendientes, de momento, de que el Zaragoza siga en Segunda División, una vez que parece que se aleja el 'playoff'".

El nuevo grupo inversor va a tener que tomar decisiones económicas. "Tengo la certeza de que va a haber un diálogo fluido y permanente con el Real Zaragoza, que es una institución con la que hay que contar a la hora de diseñar el futuro de la ciudad", ha dicho Azcón, que cree que los nuevos propietarios "deben formar parte del nuevo campo" porque es muy importante que el nuevo estadio sea "un proyecto de todos, al menos de cuantos más, mejor, y por supuesto del Real Zaragoza".

Un estadio "sin chapuzas"

Una de las incógnitas que se había puesto a la actual ubicación era si el espacio era el suficiente para acoger un estadio con capacidad para 40.000 o 50.000 personas (parece ser que serían 45.000, aunque está por determinar), sobre todo si las medidas exteriores serían las exigidas por la UEFA para colocar los anillos de seguridad. "Es posible. Siempre he dicho que cuando hablamos de hacer un nuevo campo, hablamos de hacer algo acorde a lo que la ciudad necesita. Debe haber un recorrido lógico. Primero hay que decidir dónde va el campo de fútbol, después más cosas. Por eso me gusta la fórmula en la que estemos los actores principales, no solo el Real Zaragoza sino el Gobierno de Aragón".

Azcón no ha querido desvelar si la DGA formará parte del proyecto o cómo se financiará si no se cuenta con los suelos del estadio, por los que se había calculado obtener unos 60 millones de euros. "Hoy ya hemos dicho bastantes cosas, es importante que vayamos poco a poco. Sinceramente, me he empeñado mucho en que haya una decisión por acuerdo y voy a intentar que así sea. Vamos a ponernos primero de acuerdo en la ubicación y luego lo haremos en todo lo demás si tenemos buena voluntad. ¿Cómo vamos a pagar el campo? Espero que entre todos. De eso tendremos que hablar al día siguiente de decidir la ubicación".

En cualquier caso, "tiene que ser acorde a lo que es la quinta ciudad de España. No voy a hacer chapuzas. A mí me gustaría que fuera el campo que se merece la ciudad y el Real Zaragoza, y que cuando llegue el Mundial 2030 Zaragoza sea una de las sedes elegidas porque tengamos uno de los mejores campos de España".

Compartir el artículo

stats