Kiosco

El Periódico de Aragón

ARAGÓN 1982-2022: 40 AÑOS DEL ESTATUTO DE AUTONOMÍA

"El desarrollo ha sido espectacular en cuarenta años"

Todos los expresidentes, salvo Hipólito Gómez de las Roces, coinciden en que la autonomía ha redundado en beneficio de Aragón

El Estatuto de Aragón preside la reunión de expresidentes, en el hemiciclo de las Cortes de Aragón.

¿Cómo le han sentado a Aragón los 40 años de autonomía? Fue la cuestión que abrió el diálogo entre los cinco expresidentes. El más crítico con la situación de la comunidad fue Hipólito Gómez de las Roces, fundador del PAR y luchador incansable por conseguir la autonomía plena. Su Gobierno fue el primero en presentar en 1988 un borrador de reforma del Estatuto de 1982 que reconocía a Aragón como nacionalidad histórica, entre otras cuestiones que acercaban a la autonomía plena. A punto de llegar a los 90 años de edad, a De las Roces no le tembló la voz cuando afirmó ante la atenta mirada de sus colegas expresidentes con tono rotundo y pesimista: «Aragón no tiene autonomía, tiene esperanza de autonomía».

Sus palabras retumbaron en los escaños vacíos de la Cámara. Tras unos segundos de desconcierto, José Marco, que llegó al poder gracias a la moción de censura que desbancó al aragonesista Emilio Eiroa y desató con su victoria el periodo más convulso que ha sufrido la comunidad en sus 40 años de historia, quiso romper el silencio provocado en la sala por el dirigente aragonesista al asegurar, convencido, de que el Aragón de ahora «no tiene nada que ver con el de 1982». «El paso que hemos dado en infraestructuras ha sido espectacular en las tres provincias. Han sido 40 años de un no parar». No obstante, en su diagnóstico el exdirigente socialista lamentó que los aragoneses «no tengamos suficiente emprendimiento».

Especial día de Aragón

Especial día de Aragón Carlos Gil-Roig

La popular Luisa Fernanda Rudi, que durante una legislatura gobernó en coalición con el PAR y que es la única de los expresidentes que todavía ocupa un cargo público, ya que es senadora autonómica, discrepó con De las Roces y se mostró optimista con su diagnóstico: «Aragón ha demostrado que ha sabido afrontar muy bien un reto tremendo, que era muy difícil». También el socialista Santiago Marraco, que estrenó la etapa autonómica al frente de un Gobierno en solitario y que se quedó a un solo diputado de conseguir la mayoría absoluta, fue también optimista al valorar las cuatro décadas transcurridas hasta ahora. «Ha sido un avance indudable que ha servido para mejorar la vida de los aragoneses», recalcó.

30

Día de Aragón | Así fue el reencuentro de presidentes autonómicos Jaime Galindo

Su compañero de partido y el dirigente político que ostenta el récord de permanencia en el Pignatelli, ya que logró mantenerse en el poder tres legislaturas seguidas, el socialista Marcelino Iglesias, compartió el diagnóstico positivo de Marraco. Iglesias se mostró eufórico: «El desarrollo de Aragón ha sido espectacular en estos 40 años. La autonomía se ha notado mucho», afirmó. Ahora bien, recalcó, que en el actual momento de crisis autonómica, motivada por la situación de Cataluña, «habría que hacer una puesta a punto y caminar hacia un modelo federal basado en la lealtad federal» y en el que el Senado debería jugar un papel protagonista como Cámara territorial de debate y encuentro de las autonomías. Iglesias lamentó también que todavía hoy no haya sido desarrollado de una forma íntegra el Estatuto de Autonomía aprobado en 2007, un texto que, a su juicio, «es muy potente y tiene muchas posibilidades, salvo el cupo vasco».

De las Roces concluyó este primer bloque dejando claras sus discrepancias con las afirmaciones de sus compañeros de tertulia: «No estoy de acuerdo con nada de lo que se ha dicho. ¿Por qué las comunidades autónomas no fueron reconocidas de forma igual en los Estatutos? Tenemos un principio de autonomía, y nada más».

Compartir el artículo

stats