Kiosco

El Periódico de Aragón

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN REÚNE A LOS EXPRESIDENTES DE ARAGÓN

El deseo de todos los presidentes de Aragón: seguir avanzando

Dentro de un Estado federal, o en el actual marco autonómico, los exdirigentes de la comunidad autónoma llaman a seguir aprovechando las oportunidades de desarrollo para Aragón, con la logística, la ciencia y la industria como grandes esperanzas

Lambán y Rudi saludan cariñosamente a Gómez de las Roces.

Será dentro de un Estado federal, como reivindican los socialistas Marcelino Iglesias y Santiago Marraco, o por el contrario en el actual Estado autonómico, como defiende la popular Luisa Fernanda Rudi, el deseo de futuro, común de todos los expresidentes, es que Aragón siga avanzando en el autogobierno. La autonomía no puede frenarse, sino más bien al contrario. Todos abogaron por que Aragón aproveche las oportunidades económicas que se abren en las próximas décadas con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los aragoneses.

Especial día de Aragón

Especial día de Aragón Carlos Gil-Roig

Para Rudi es fundamental que "sigamos avanzando en el camino que hemos recorrido en estos 40 años". "Soy optimista, soy de las que veo la botella medio llena y creo que el Aragón actual está muy capacitado para seguir avanzando en ese llenado de la botella e insisto en que los últimos años, a pesar de las crisis económicas, hemos sido capaces de seguir avanzando", aseveró la popular.

30

Día de Aragón | Así fue el reencuentro de presidentes autonómicos Jaime Galindo

Iglesias recordó que Aragón se encuentra entre las comunidades autónomas de mayor renta per cápita. "Es la cuarta o la quinta del país. Por tanto, si desde el punto de vista demográfico, tenemos un problema evidente; desde el punto de vista de cómo viven nuestros ciudadanos, las cosas no están tan mal". Sin embargo, Aragón sufre "un gravísimo problema" que es la conexión con Europa. "Con Europa no tenemos conexión suficiente. Hemos resuelto muy bien nuestras conexiones con Madrid, con Valencia, con el País Vasco y con Cataluña, pero no hemos resuelto todavía nuestra conexión con Europa", lamentó. Y agregó: "Yo que hice muchos kilómetros defendiendo el túnel ferroviario de baja cota, ese tema no lo tendría que abandonar Aragón si realmente queremos estar bien conectados con Europa para las mercancías y para nuestra economía". A juicio del expresidente socialista, el Pirineo sigue siendo una frontera infranqueable porque el túnel de Somport por la parte francesa no se ha desarrollado. Para Santiago Marraco, el futuro de Aragón se encuentra en la Universidad y en los centros de investigación. "Es mejor cultivar los cerebros que cultivar la tierra", remarcó.

"Es mejor cultivar los cerebros que la tierra"

Santiago Marraco - Presidente del gobierno de Aragón entre 1983 y 1987

decoration

Por su parte, José Marco también insistió en que «la Universidad es el mayor potencial que tenemos» y se sumó a la reclamación de Iglesias de seguir impulsando la construcción del proyecto ferroviario de baja cota para transportar las mercancías de un lado a otro de la frontera. «Hagamos un Aragón más grande».

Por último, Hipólito Gómez de las Roces admitió que respecto al futuro inmediato de la comunidad «no soy optimista». El dirigente aragonesista concluyó con un deseo: «Que Aragón tenga un trato de igualdad con otras comunidades autónomas». 

Un cuestionario presidencial

1. ¿Qué fue lo primero que hizo al llegar al despacho del Pignatelli?

 El despacho de Presidencia del Pignatelli está lleno de anécdotas y supersticiones. Una de las más comentadas cada vez que hay un cambio de inquilino es que no se debe utilizar la mesa de madera noble que preside la sala._Dicen que da mala suerte. Lo confirmó Marcelino Iglesias, que reconoció que lo primero que hizo al llegar al despacho fue acondicionarse un espacio de trabajo en una estancia contigua, «más pequeña». «Lo que hice después fue aconsejarles a mis sucesores que no se sentaran en aquella mesa, porque da mala suerte», recuerda. Quien recogió de sus manos el bastón de mando, Luisa Fernanda Rudi, rememora entre risas que lo primero que hizo al llegar fue «intentar encender un ordenador que no funcionaba». Por su parte, Santiago Marraco, nada más llegar hizo «la lista de quienes me acompañarían como consejeros». «Lo primero era formar el Gobierno», señala. Para José Marco, la primera tarea fue trasladar al medio rural una medida de impacto. «Preparé los papeles para repartir a la semana siguiente 12.000 millones de pesetas a los pueblos», resumió. Hipólito Gómez de las Roces recuerda con cariño una anécdota: lo primero que hizo fue preguntarle a un bedel dónde estaba el despacho del Presidente.

2. ¿Quién era el diputado de la bancada contraria al que admiraban?

El paso de los años puede traicionar algún recuerdo, pero Santiago Marraco reconoció sin dudarlo un instante que la parlamentaria a la que admiraba de la bancada contraria era Luisa Fernanda Rudi. La aludida recordó que durante su mandato hubo cambio en las filas de la oposición, y comentó que no admiraba a «ninguno en particular». Marco tenía también un nombre claro: Ángel Cristóbal. Y el expresidente Iglesias tuvo un cariñoso recuerdo para su contrincante político Manuel Giménez Abad. «Es el que me esperó en el Pignatelli cuando entré. Me esperó, me explicó cómo funcionaba aquello y se lo agradecí mucho. Ya teníamos una buena relación y la mantuvimos hasta el fatídico asesinato», manifestó.

3. ¿Con quién tomaban café más a menudo de la oposición?

 Que Aragón es tierra de pactos es un argumento político recurrente y que además se demuestra con la conformación de gobiernos de coalición, tripartitos y el actual cuatripartito. Para alcanzar muchos de esos pactos, de mayor o menor envergadura, el aroma del café suele ser buen compañero. Lo recuerda bien Hipólito Gómez de las Roces, que reconoce que era «habitual» tomar café «con unos y con otros, acompañarse, independientemente del grupo político al que pertenecieran». Otros expresidentes recuerdan y constatan la «soledad» del poder. «El trabajo era absolutamente disparatado porque no teníamos nada. Yo empecé con la mitad de presupuesto que el Ayuntamiento de Zaragoza y el trabajo era tan absorbente que tomábamos café continuamente, porque era la única manera de mantenerte activo», rememora Marraco. «Los cafés no eran para relajarte sino para movilizarte», puntualiza. La propia Rudi señala que «como en todos los sitios» unos y otros representantes públicos compartían cafés de vez en cuando. Aunque coincidió con Iglesias en que la labor de presidente puede llegar a aislarles. «En el Parlamento hay mucha relación entre los diputados, pero el presidente si no hace un gran esfuerzo tiende a aislarse y desde mi punto de vista, demasiado. El trabajo te obliga a aislarte en el Pignatelli», resume». «Sí, sí», constata Rudi. «Acabas teniendo menos relación con los diputados de la que deberías», asegura el socialista. «Y en Madrid pasa igual», añade la popular.

4. ¿Qué líderes políticos les inspiraron y fueron sus referentes para dar el paso y entrar en política?

La búsqueda de referentes también va cambiando por etapas. «En mi época no entrabas en política inspirado por un líder, si no por compromiso. Todo estaba con construir: teníamos que crear una democracia de la nada», señaló Santiago Marraco. El Papa Francisco y José Mujica, para José Marco, son referentes a día de hoy. Sin embargo, Roces y Rudi no dieron nombres. «No entré en política inspirada por nadie y no soy de personas en concreto, ni para bien ni para mal». «A mí me gustaba la política del norte de Europa. Willy Brandt y Olof Palme fueron puntos de referencia muy importantes para mí», reconoció el socialista Marcelino Iglesias. 

Compartir el artículo

stats