Kiosco

El Periódico de Aragón

ENTREVISTA

Sergio Samper, CEO del Grupo Jorge: «Tenemos que intentar ser mucho más sostenibles»

Sergio Samper Rivas, consejero delegado del Grupo Jorge.

¿Cómo definiría al Grupo Jorge?

Un grupo de personas que trabajan con una ilusión común de poder suministrar de forma sostenible proteína animal porcina allí donde exista demanda de la misma. Esta es nuestra razón de ser.

La empresa tiene un origen humilde pero es hoy un gigante del sector a nivel internacional.

Sí, somos el segundo grupo cárnico privado de Europa. Todo esto ha sido posible a lo largo de los años gracias al trabajo de nuestro padre, de cuando estaba también en la empresa mi hermano Fernando (actual dueño de Forestalia) y por el resto de familia que seguimos en la compañía. Es una trayectoria de casi 100 años y todavía vemos mucho recorrido pero con prudencia por las incertidumbres que tiene cada época.

¿Cuál ha sido la clave del éxito?

Tener las ideas claras desde el principio. Para llegar a ser algo, hay que tener determinación. No es una cuestión solo de máquinas o inversiones, hay que contar con una equipo humano con esa determinación, empezando por los dueños y la familia. Lo importante es querer ser un líder a nivel mundial y trabajar para ello, pero con una ambición real y contenida. Pero más que mirar la pasado, hay que pensar en el futuro. El orgullo es peligroso. Está todo por hacer. 

La economía en general y el porcino en particular se enfrentan hoy a grandes amenazas.

Hacer proyecciones de cómo evolucionará el grupo es complicado. Tenemos las amenazas de una globalización que quizá va a dejar de serlo. Nosotros somos globales, intentamos suministrar por todos los canales. La autosuficiencia de los países va en contra de nuestra propia estrategia. Es una situación de vértigo pero también de oportunidades. Al final tenemos que intentar ser mucho más sostenibles porque competimos con todo. Con el territorio, el agua, el cultivo y un montón de aprovechamientos de la propia sociedad. Hay que hacerlo mejor que las otras alternativas alimentarias o por lo menos compitiendo con ellas. Dentro de una dieta equilibrada, la proteína animal porcina debe ocupar un punto significativo. O gestionas bien toda esa cadena de valor y de subproductos o comprometes el futuro.

¿Habrá relevo generacional?

Es la ambición que tenemos y trabajar en esa línea. Las empresas familiares tiene dos riesgos en su supervivencia: a propia actividad empresarial y la convivencia de la propia familia. La familia debe tener su espacio, ser generosa, participar de las decisiones y sentir que su patrimonio está defendido.

Recientemente ha fallecido su padre, ¿quién era Fernando Samper Pinilla?

Era una persona de valores y principios. Se hizo a sí mismo a lo largo de la vida. Verdaderamente nos trasladó la importancia de ser coherentes en los negocios y en todo. Y lo hizo con mucho cariño hacia su familia, que siempre cuidó. Fue muy generoso. Sin sus consideraciones y aportaciones, que supo modular porque era flexible, consiguió que exista el Grupo Jorge como tal y que seamos la familia que somos.

¿Cómo ve Aragón?

Aragón debería ser más ambicioso y que los aragoneses nos lo creyéramos más. Aquí hay mucho talento. Me gustaría que las políticas que se desarrollen en este territorio sean con cierto consenso con los actores que hay. Sueño un Aragón más tecnológico y más aprovechamiento de los recursos que tenemos. La ganadería es uno de ellos. El futuro depende también de cada uno en una parte importante.

Compartir el artículo

stats