Kiosco

El Periódico de Aragón

CALENDARIO DEL PRÓXIMO CURSO ACADÉMICO

La protesta de los estudiantes no frena el adelanto de los exámenes de septiembre

La Universidad de Zaragoza aprobará este jueves la medida en su Consejo de Gobierno / Los alumnos piden una consulta al rectorado antes de cambiar los exámenes

Más de 150 personas participaron en la protesta. ANGEL DE CASTRO

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Zaragoza aprobará este jueves, salvo un giro inesperado de los acontecimientos y de la votación, el adelanto de la convocatoria de exámenes de septiembre a junio a partir del próximo curso 2022-2023. El rector del campus público, José Antonio Mayoral, se mostró este miércoles confiado en poder dar luz verde a esta propuesta. «No depende solo de mí, pero confío en que sea un sí porque creo que es una decisión buena para el estudiantado», señaló.

Así pues, el fin de las pruebas de septiembre saldrá adelante en medio del malestar de un grupo de estudiantes que no comparten la propuesta y que, además de protagonizar una movilización en la calle este miércoles, se encerraron en la noche del martes en el edificio de Interfacultades del campus San Francisco como medida de presión.

Según el borrador al que tuvo acceso este diario el 22 de abril, los plazos que maneja la Universidad de Zaragoza es que los estudiantes acaben la evaluación del segundo semestre el 7 de junio y que la convocatoria extraordinaria se inicie 13 días después, concretamente el 21 de junio. Esta evaluación terminaría el 7 de julio.

La decisión de la Universidad de Zaragoza viene motivada por un contexto estatal donde prácticamente todas las universidades (salvo cuatro) ya no tienen septiembre. «Todas las que han cambiado han tenido mejores resultados académicos. Nuestros estudiantes compiten mal en el mercado al tener septiembre, tampoco pueden optar a becas o apuntarse a un máster, se les dificulta la movilidad o no pueden ir a cursos de la Unita porque somos la única dentro de esta universidad europea con septiembre», esgrimió Mayoral.

Poco tiempo para estudiar

Desde el propio Gobierno de Aragón, la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, ya mostró hace unos días su apoyo al adelanto de la convocatoria extraordinaria de pruebas.

Sin embargo, los alumnos no comparten los argumentos de la institución académica y la semana pasada se unieron bajo la plataforma Precarias Unizar para mostrar su malestar y exigir una consulta. «La decisión del rectorado reducirá el tiempo de preparación de la convocatoria, complicando su superación y haciendo más probable que tengan que recurrir a unas segundas o posteriores matrículas con unos precios inasumibles», argumentan los estudiantes, que han protagonizaron una movilización en el estanque del campus San Francisco.

«Además, también empeorará la situación del profesorado, que tendría menos tiempo para corregir los exámenes y sería contratado de septiembre hasta julio en vez de hasta septiembre, como hasta ahora», añadieron.

Por otro lado, la protesta de los alumnos también fue dirigida al posible cierre de edificios del campus por la tarde a partir del próximo curso. «Se impediría el acceso durante una gran parte del día a servicios como bibliotecas, cafeterías y a una universidad a la que muchos estudiantes, al trabajar por la mañana, recurren al horario de tardes», indicaron.

Manifestación de estudiantes, este miércoles, en Zaragoza. ANGEL DE CASTRO

Sin embargo, el rector Mayoral volvió a desmentir este miércoles esta circunstancia. «No sé quien ha dicho eso porque esto no va a ocurrir. Con la que está cayendo, racionalizar el uso de la energía es una obligación, pero no se va a cerrar nada», apuntó.

En este sentido, lo que pretende el campus es realizar un estudio de todos los edificios para que, con la intención de ser eficientes en el gasto, poder modular los horarios el próximo curso en aquellos donde sea posible adelantar su cierre de las 21.00 horas.

Compartir el artículo

stats