Kiosco

El Periódico de Aragón

INFORME DE LA CÁMARA DE CUENTAS

La DGA gastó 460 millones más el año que estalló el covid

El gasto extraordinario por el covid subió a 216 millones, de los que 140 se destinaron al Salud. La Cámara de Cuentas denuncia "incumplimientos" en el pago a los sanitarios

Vacunación con la dosis de Janssen en el centro de salud de Las Fuentes, en Zaragoza. Jaime Galindo.

El Gobierno de Aragón gastó 460 millones de euros más el año que estalló la pandemia de coronavirus, en 2020, que en el ejercicio anterior. Así se desprende del informe de fiscalización aprobado por el consejo de la Cámara de Cuentas de Aragón sobre la Cuenta General de la comunidad autónoma correspondiente a dicho año.

El informe solo se centra en las grandes cifras, ya que el órgano fiscalizador está trabajando en otro documento que analiza, específicamente, todos los gastos relacionados con la pandemia, y que se publicará previsiblemente en junio. Entre otras cuestiones, la Cámara de Cuentas afea al Gobierno de Aragón el alto nivel de temporalidad de sus funcionarios, cercano al 50%.

En 2020, el gasto presupuestario de la comunidad fue de 6.698 millones de euros (5.753 millones descontando los gastos por amortización de la deuda cuyo vencimiento se produjo en el ejercicio), lo que supone 460 millones más de gasto que en el ejercicio anterior.

De este incremento, los centros gestores declararon 216 millones de gastos extraordinarios para hacer frente al covid, de los cuales, 140 millones correspondieron al Salud.

En total, el gasto en Sanidad fue de 2.394 millones, en Educación, de 1.229 millones (incluidos los gastos de la enseñanza concertada y de la Universidad) y en Derechos Sociales, de 505 millones de euros.

El capítulo de personal copó el 38% de su presupuesto, 2.388 millones.

"Incumplimientos" en el pago de complementos a los sanitarios

Según refleja el informe, a finales de 2020, Aragón tenía 59.560 empleados públicos, con una media de temporalidad del 48% (del 67% en el caso del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, uno de los organismos que más tuvo que reforzarse por la pandemia).

La Cámara de Cuentas volvió a calificar de "preocupante" este nivel de temporalidad, que "no ha dejado de crecer" desde el año 2012. Además, en la gestión del personal, la fiscalización reitera "incumplimientos" en el pago de las retribuciones complementarias por la prolongación y el exceso de jornada y de productividad al personal del Servicio Aragonés de Salud, así como la falta de un registro unificado de personal en este organismo.

11% más de ingresos

Los ingresos presupuestarios también subieron en 2020 a 6.985 millones (5.616 si se excluyen los ingresos derivados del nuevo endeudamiento concertado en el ejercicio), un 11,5% más que en el ejercicio anterior. De los 581 millones de incremento, 453 se correspondieron con la aportación extra del Estado por el fondo covid.

A pesar de este incremento de ingresos, señala el órgano fiscalizador, la comunidad siguió endeudándose hasta los 9.106 millones de euros, 389 millones más que en el ejercicio anterior.

Entre otras cuestiones, la Cámara de Cuentas señala que el remanente de tesorería, aunque mejoró, siguió negativo por importe de 576 millones de euros.

Por otro lado, afean que la cifra del patrimonio neto de la comunidad autónoma "no refleja la imagen fiel del mismo debido a las incorrecciones detectadas en la gestión del inventario contable» y recomienda realizar un «esfuerzo para contabilizar todas las infraestructuras y bienes del patrimonio histórico, tanto los controlados económicamente, como aquellos otros sobre los que tiene la titularidad jurídica". 

Compartir el artículo

stats