Kiosco

El Periódico de Aragón

LAS REACCIONES

Los sindicatos consideran que el contrato es "insuficiente"

Creen que la DGA debería tener en cuenta el convenio colectivo que ha impugnado / Los colectivos señalan que sigue habiendo muchas horas de servicio localizado

Una ambulancia del transporte sanitario de Aragón, pintada durante los meses de huelga del sector. JAIME GALINDO

A la espera de realizar un análisis más exhaustivo del nuevo contrato de ambulancias en Aragón, cuyo pliego se publicará este sábado en el apartado de licitaciones de la web del Salud, los sindicatos del sector consideraron este viernes que las nuevas condiciones son "insuficientes" para prestar el servicio.

"El precio no acoge ni engloba el convenio colectivo firmado y que ahora está impugnado por parte de la DGA. Las cuentas las han hecho con el convenio de 2018, que está caducado. Es una insensatez y un despropósito", señaló a este diario Juan Antonio Busqueta, portavoz del Sindicato Cooperación Sindical.

La situación, según este colectivo, deja un «clima de incertidumbre» que tendrá que resolverse en los tribunales el próximo 17 de mayo, cuando se celebre el juicio que estimará o no la impugnación de la DGA al convenio colectivo.

«Si se estima, dejará en una situación de inseguridad jurídica a los trabajadores y volveremos a una situación de tener que negociar otro convenio y otra posible huelga. Si no se estima, la Administración tendrá que recalcular los pliegos otra vez porque el convenio firmado en febrero está por encima de esos 127 millones», argumentó Busqueta.

Desde el Sindicato de Cooperación Sindical advirtieron, además, que en medio de este escenario «¿quién va a venir a concursar en este clima de inestabilidad si no sabe cuál es el coste del convenio?», se preguntó Busqueta.

«Creemos que los pliegos se deben publicar cuando haya algo firmado que englobe los costes reales de la plantilla que son el 80% de este tipo de contratos», añadió.

Por otro lado, Busqueta valoró «positivamente» que no se reduzca el número de ambulancias como hace unas meses se temió. «Eso sí, la mayoría de los vehículos hacen más del 50% de sus horas en periodo de localización y eso sigue siendo deficitario. Seguirá habiendo pacientes de primera y de segunda como venía pasando estos años», reiteró.

Sin negociación

Por su parte, José Luis Martínez, responsable del sector de transporte sanitario en CSIF Aragón, mostró su malestar porque el Gobierno de Aragón ha aprobado el contrato «en un consejo extraordinario sin informar a los representantes de los trabajadores», dijo. «Nos hemos enterado por la prensa y nos parece una falta de respeto a la negociación colectiva», señaló.

Sobre las condiciones, Martínez consideró que el nuevo modelo «está infradotado económicamente» y apuntó que «no es cierto» que se vaya a aumentar en 200 trabajadores, «porque ya estamos cerca de 700 en plantilla y no se cubre bien el servicio», dijo.

«Todas las ambulancias y los trabajadores deberían ser presenciales y no localizados, como son ahora en su mayoría. Creemos que con el nuevo contrato seguirá habiendo muchos servicios localizados, eso implica retraso en la atención sanitaria», apuntó.

En este sentido, además, añadió que si los empleados no están en la base, «se pierde tiempo de reacción desde que se recibe el aviso hasta que se acude al lugar», explicó Martínez, quien también criticó que la DGA «se haya saltado» el acuerdo que habían pactado los trabajadores con la empresa y que «iba a mejorar las condiciones laborales». 

Compartir el artículo

stats