Kiosco

El Periódico de Aragón

COMUNICACIONES FERROVIARIAS

Embid reclama que pare un tren por la tarde para ir a Zaragoza

Manifestación en el apeadero de Embid de la Ribera. ASOCIACIÓN CULTURAL LA NOGUERILLA

Embid de la Ribera, pedanía de Calatayud, acaba de conseguir que Renfe haga parar, desde hoy mismo, un tren en el apeadero de la localidad, el que pasa a las 10.30. De esta manera, la localidad, de medio centenar de habitantes, recupera un servicio que perdió hace ya tres años, antes del comienzo de la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, los vecinos y las personas que se desplazan al pueblo el fin de semana consideran que Embid no tiene suficiente con el tren que sube a Calatayud y por eso seguirán reclamando que se detenga también el convoy de las 19.30 que se dirige a Zaragoza.

Por este motivo la jornada de hoy los residentes en Embid de la Ribera y sus visitantes habituales se volverán a manifestar, pero lo harán «por un triple motivo». «Primero para celebrar la fiesta del trabajo, segundo para celebrar que por fin vuelven a parar un tren, y tercero para reivindicar que lo haga el que pasa por las tardes en sentido Zaragoza», explicó ayer Miguel Ángel, miembro de la Asociación Cultural La Noguerilla, que lleva un tiempo movilizándose para recuperar los servicios ferroviarios que se han ido cerrando con el paso del tiempo.

Contra la despoblación

«Cuando fuimos hace unos días a Zaragoza a hablar con el director general de Transportes de la DGA, Gregorio Briz, le pedimos que solicitara a Renfe que pararan dos trenes, no uno solo, pues se trata de estar conectados con Calatayud y Zaragoza», señaló Miguel Ángel. «No entendemos cómo no se nos ha concedido el segundo tren, pensamos que quizá nuestra reivindicación no ha llegado a Madrid», añadió.

Embid de la Ribera es un pueblo que ha ido perdiendo población continuamente en las últimas décadas, al igual que todos los de su entorno. Pero sus vecinos no están dispuestos a perder un servicio ferroviario que les mantiene unidos con la cabecera de comarca y la capital provincial.

«Es que si quitan los trenes solo van a conseguir que se pierdan más habitantes», afirmó Miguel Ángel, que en la concentración prevista para hoy los participantes se desplazarán a Paracuellos de Jiloca, aguas abajo del Jalón, para allí subirse al tren que parará a las 10.15 en el apeadero de Embid, situado a muy pocos kilómetros.

Jesús Ángel Hernández, alcalde pedáneo del pequeño barrio bilbilitano, subrayó que el tren es «fundamental» para poder desplazarse a Calatayud, donde están las tiendas y los servicios médicos. Hasta ahora, para suplir al ferrocarril, el ayuntamiento ha costeado en parte un servicio de taxis.

«Es estupendo que vuelva a parar el tren», manifestó el regidor. «Esto es la España vacía y dejarnos sin tren es condenarnos a desaparecer», añadió.

Compartir el artículo

stats