Kiosco

El Periódico de Aragón

EL CONFLICTO OLÍMPICO

El COE envía otra propuesta que Aragón califica de "indignante"

Blanco hace una proposición verbal a la DGA que incluye una disciplina en Formigal y otra en Cerler | Pero Candanchú perdería el esquí de fondo y Zaragoza se quedaría sin las pruebas de patinaje artístico, que irían a Barcelona

Una imagen de las pistas de Cerler, estación donde se celebrarían algunas pruebas de los Juegos. ARAMÓN

El último capítulo del culebrón de los Juegos Olímpicos llegó ayer por la tarde después de una conversación telefónica entre el consejero de Educación y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, y el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, que trasladó una contrapropuesta en cuanto a la distribución de las pruebas que se repartirían Cataluña y Aragón en el caso de que ambas comunidades organizasen los Juegos Olímpicos de invierno de 2030.

La proposición, que no está por escrito, no gustó ni un pelo en la DGA. Faci, en declaraciones a este diario, llegó a calificarla de «indignante» para el conjunto de Aragón, aunque en esta ocasión la principal perjudicada sería Zaragoza, que perdería las pruebas de patinaje artístico.

De entrada, las disciplinas más importantes de la competición olímpica seguirían en Cataluña, que dispondría de La Molina para celebrar las diez pruebas de esquí alpino, desde el Descenso hasta la Combinada alpina pasando por el Supergigante, el Gigante y el Eslalon.

Además, Barcelona no solo mantendría los espectaculares partidos de hockey hielo, sino que dispondría también el patinaje artístico, una de las especialidades con mayor popularidad e historia de la escena olímpica, llenos de historias y rivalidades que ya son material de leyenda como algunos de los patinadores que han pasado a la historia.

Así que por ese lado perdería Aragón, sobre todo Zaragoza, que solo contaría con las pruebas del patinaje de velocidad. Las de pista corta podrían organizarse en el Príncipe Felipe, por decir, pero para las de larga distancia, que necesita contar con una pista de 400 metros de longitud, necesitaría construir una instalación que muy probablemente después resultaría inservible.

Lo compensa el COI esta vez llevando pruebas a los tres grandes valles de la nieve de Aragón: el Aragón, Tena y Benasque. En el primero, Candanchú ya tenía asignado el biatlón y el esquí de fondo. El segundo lo perdería en favor de Formigal, aunque en la DGA mostraron sus dudas de que esta estación pueda albergar esta disciplina. Curiosamente, la estación del valle del Aragón perdería el esquí de fondo cuando se presume de tener una de las mejores instalaciones de Europa para celebrar esta competición.

El COE sigue sin mover de Cataluña ni el hockey hielo ni el deporte rey de los Juegos, el esquí alpino

decoration

El otro deporte que llegaría a Aragón sería el freestyle, que en principio estaba destinado a Baqueira Beret. Pues bien, la estación del valle de Arán, cercana a Benasque, se quedaría sin esta prueba pero mantendría el snowboard.

En cualquier caso, el anuncio de Blanco demuestra que el COE no quiere mover ni una sola de las pruebas de esquí alpino, el verdadero rey de los Juegos blancos. Seguirían todas en La Molina, ningún cambio. Al igual que el curling, que permanecería en Jaca.

El esquí de montaña, que en hasta ahora no era aceptado como disciplina olímpica pero en 2030 ya lo será, también se iría a Cataluña, en concreto a la estación de Boí Taüll.

Felipe Faci le pidió al dirigente del COE que le mandara la propuesta por escrito, aunque la respuesta de Aragón es evidente. El propio consejero consideró la proposición como «una provocación» para la comunidad.

Primero la Generalitat

No es de extrañar otra vez que la contrapropuesta pasara primero por los despachos del Palacio de la Generalitat, donde se le había dado luz verde, según le informó el presidente del COE al consejero del Gobierno aragonés.

Es decir, como ya ha ocurrido en ocasiones anteriores, el reparto de pruebas gusta a Cataluña, que da su aprobación antes de que Aragón conozca la distribución. Blanco, además, pasó esta semana por Barcelona, donde dio por hecho que la ciudad condal aparecería en el nombre de la candidatura y se mostró seguro de encontrar una solución definitiva «en un plazo corto».

Tan corto que ya le ha puesto fecha. Antes del 20 de mayo tiene que estar todo atado y firmado. No lo parece, el pesimismo continúa en el seno del Gobierno de Aragón, que entiende que Cataluña sigue teniendo un trato preferencial.

La nueva propuesta del COE. EL PERIÓDICO

Compartir el artículo

stats