Kiosco

El Periódico de Aragón

EL CONFLICTO OLÍMPICO

Cataluña y Aragón se retan: las dos comunidades amenazan con presentar en solitario la candidatura de los Juegos 2030

Laura Vilagrà dice que si el Gobierno aragonés sigue poniendo "tantas pegas", el 'Govern' podría ir por su cuenta | La DGA responde que no descarta comparecer en solitario si la Generalitat no acepta un proyecto en igualdad

Javier Lambán y Laura Vilagrà se saludan en el Pignatelli. ANDREEA VORNICU

No hay un solo día para la esperanza en lo que se refiere a la candidatura de los Juegos Olímpicos de invierno de 2030. Bien al contrario, cada jornada que pasa demuestra la dificultad, casi imposibilidad, de que Cataluña y Aragón logren entenderse, mucho menos que el COE sea capaz de ejercer como juez imparcial y sepa encaminar el proyecto hacia lo que un día prometió su presidente, Alejandro Blanco: un acuerdo en paz a través del relato (el del regreso a la normalidad de la comunidad catalana con el resto del país).

Hoy en día, cada movimiento que hace el dirigente olímpico solo sirve para enfadar a la DGA y a su presidente, Javier Lambán, que hace ya días que cortó de raíz las relaciones con el principal dirigente de este organismo. Se sintió traicionado el jefe del Ejecutivo por Blanco, a quien había considerado en público más de una vez como una pieza clave para sacar adelante la candidatura por sus artes diplomáticas.  

Esos tiempos están más que pasados. La ruptura no es total porque no se ha escenificado, pero hay una fractura casi completa, como demuestra el reto cruzado que ambas partes se enviaron ayer pese a ser conscientes de que difícilmente podrían presentarse en solitario debido a las infraestructuras con las que cuentan y al poco margen que tienen para darle la vuelta a una candidatura que es de Estado. 

«A ver si son capaces de mandarnos una propuesta seria de una vez», explicaban ayer fuentes del Gobierno de Aragón, adonde este lunes debería llegar la propuesta por escrito del COE

decoration

Se diría que esta semana que entra será la definitiva. Tampoco queda espacio para mucho más si hay que atenerse a la fecha tope que el COE marcó para cerrar el acuerdo entre las partes: el 20 de mayo. «A ver si son capaces de mandarnos una propuesta seria de una vez», explicaban ayer fuentes del Gobierno de Aragón, adonde este lunes debería llegar la propuesta escrita que el pasado viernes Blanco le explicó vía telefónica a Felipe Faci, consejero de Educación y Deporte.

De momento, ayer movió el árbol primero Cataluña. El 'Govern', en palabras de su consejera de Presidencia, Laura Vilagrà, anunció que no descarta presentar una candidatura en solitario del Pirineo catalán para acoger los Juegos de 2030 aunque el Gobierno de Aragón no se sume al proyecto. La advertencia encontró pronta respuesta en los despachos del Pignatelli, sede del Gobierno aragonés. Si Cataluña no descarta ir por su cuenta, la DGA tampoco, como bien había dado a entender ya en alguna ocasión Javier Lambán. 

«El Gobierno de Aragón no descarta presentar una candidatura en solitario del Pirineo aragonés si Cataluña no acepta una candidatura en igualdad», contestó el Ejecutivo aragonés en un escueto mensaje a los medios de información.

Imagen de una de las pistas de Formigal. ARAMÓN

En declaraciones a RAC1, Vilagrà había explicado que la propuesta de la Generalitat sigue siendo una «candidatura colaborativa» con Aragón, porque «tiene ventajas», pero si el Gobierno aragonés sigue poniendo «tantas pegas», Cataluña igualmente podría «presentar candidatura».

«Nos hemos ganado la plaza de poder optar. Nadie tiene derecho a estropearlo», subrayó Vilagrà, que evitó «adelantar acontecimientos» porque antes quiere agotar las opciones de presentar una candidatura conjunta con Aragón, que a advirtió el sábado en este diario en palabras de Lambán de que su postura es «firme» y que no quiere «migajas» ni oficiará como «meras comparsas», subrayó el presidente aragonés, que calificó la propuesta del viernes de «casi ofensiva».

Según Vilagrà, Cataluña «se merece poder presentar la candidatura olímpica» y siempre ha «planteado la colaboración con otros territorios», por lo que aún espera que «todo el mundo sea responsable y trabaje en positivo».

«Cataluña, en las negociaciones que ha mantenido con el COE, se ha salido con la suya. Aragón no aceptará esta propuesta, aunque no daremos las negociaciones por rotas y no nos levantaremos de la mesa hasta el final», aseguró el jefe del Ejecutivo autonómico, que añadió que este escenario «da pie al escepticismo»

De no ser así, España no organizará los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, pese a que Blanco insinuara que, si no convence a Aragón, buscaría otra alternativa. Por ahí asomaron este domingo las segundas intenciones de Cataluña, que responsabiliza Aragón de no querer llegar a un acuerdo pero obvia que el 'Govern' no ha cedido ni un milímetro en el proyecto que le interesa, calcado al que tuvo en su día cuando aspiraba a una organización en solitario. Y de eso hace ya una docena de años.

Compartir el artículo

stats