Katerina Kokurina, Gema Navas, Mafer Jiménez y Paula Román. Cuatro mujeres, profesionales y madres, que han recorrido un largo camino para montar sus propios negocios u ocupar cargos de responsabilidad en empresas de sectores tan diversos como la construcción, las finanzas, la televisión o la energía. Ellas fueron las ponentes de esta segunda edición de eWoman y compartieron con el público sus experiencias y trayectorias, así como las claves que les han permitido superar obstáculos y alcanzar el éxito profesional.

Para Katerina Kokurina, directora ejecutiva de Grupo Panel Sándwich, «las mujeres somos los únicos seres humanos capaces de hacer malabares sin que nos dé un cortocircuito». Como directiva de una empresa de construcción, su vida ha estado «rodeada de testosterona», algo que no le impidió montar junto a su socio un negocio especializado en la venta online de materiales y paneles para construcción, que ha sido incluida por el 'Financial Times' en su listado de las 1.000 empresas europeas que más crecen. 

«Las mujeres tenemos muchos superpoderes, pero para lograr el éxito también hace falta un buen equipo y una filosofía clara», dijo Kokurina, que destacó la metodología de venta propia de su empresa, su cercanía con el cliente y su forma de entender la igualdad, como «igualdad de oportunidades». «Tenemos un equipo de más de 50 personas y el 30% son mujeres, con orígenes muy diversos», algo que en un sector tan masculino como la construcción, supone un «gran avance», aseguró la directora ejecutiva.

Katerina Koruina, directora ejecutiva de Grupo Panel Sándwich, durante su intervención en eWoman. ANGEL DE CASTRO

Tomar decisiones y priorizar tareas son las dos cualidades que han llevado a Gema Navas a ocupar el puesto de directora de negocio Territorial Ebro en CaixaBank tras haber iniciado su carrera como personal de caja y haber dirigido varias oficinas de diversos tamaños. En su opinión, uno de los aspectos más importantes para lograr el éxito es «la decisión». «Nosotras somos dueñas de las decisiones que tomamos y nadie tiene que tomarlas por nosotras», afirmó, aunque «decidir implica arriesgarse» y apuntó que «equivocarse y fracasar nos hace crecer profesionalmente».

El sector financiero ha evolucionado mucho y desde su experiencia «si se quiere, se puede». «No es un camino sencillo, la mochila va cargada de sacrificio en lo personal y lo profesional», por eso es importante «rodearse de personas que te aporten y te lo pongan fácil». La adaptación es otra de las cualidades que se deben mejorar. «Debemos tener respeto a lo desconocido pero nunca miedo».

Gema Navas, directora del área de negocio Territorial Ebro, de CaixaBank. ANGEL DE CASTRO

«Los límites que existen, son los que cada uno se pone y las empresas cada día apoyan más la diversidad», afirmó Navas, que recordó que «hay muchas profesiones donde la igualdad aún no ha llegado» y finalizó diciendo que «cualquier objetivo es alcanzable; la vida es ahora».

Siempre en evolución

Mafer Jiménez comenzó su ponencia recordando su primer empleo como trabajadora social en el albergue de Zaragoza hace 30 años. Por casualidades de la vida, este puesto le llevó a formar parte del equipo de redacción del programa ¿Quién sabe dónde? y a trasladarse a Madrid, donde inició una meteórica carrera en el mundo de la comunicación que le ha llevado a ser directora de cásting de grandes formatos televisivos y programas de éxito como Gran Hermano o Masterchef.

La zaragozana Mafer Jiménez, directora de cásting de programas como 'Gran Hermano' o 'Masterchef'. ANGEL DE CASTRO

Según dijo, la suya es una historia de evolución y adaptación. «El arrojo y la valentía que tuve al irme fue gracias a mi madre», dijo, y mencionó también a su marido que la ha acompañado en toda esta aventura. Mafer quiso acabar su intervención con «un reconocimiento a los hombres cuya ayuda necesitamos para poder hacer esto, dadnos el lugar que nos corresponde, nosotras ponemos la valentía pero, por favor, dejadnos estar».

También desde Zaragoza, concretamente desde Casetas, inició su carrera Paula Román. Tras estudiar en un colegio público de este barrio rural se trasladó a Zaragoza para asistir al instituto Goya y más tarde a la universidad, donde cursó la carrera de ingeniería industrial y acabó impartiendo clases.

Paula Román, director general de la comercializadora eléctrica Feníe Energía. ANGEL DE CASTRO

Directora general de la comercializadora eléctrica Feníe Energía desde mayo de 2020, nombramiento que le llegó en plena pandemia, Román está considerada una de las 35 mejores CEO de España según la revista Forbes. Aunque como ella misma manifestó, «apenas un 35% de los cargos directivos de las empresas están ocupados por mujeres».

Para Román, las claves que le han permitido alcanzar el éxito han sido «no ponerse límites». «Con unas grandes dosis de ganas y de aprender puedes llegar hasta donde quieras», aseguró. Lo importante es «perseguir un sueño, una meta, saber hacía dónde se quiere llegar».

Sin embargo, reconoce que «el camino no es fácil» y que hay momentos de dificultad como el que su empresa atraviesa actualmente con la situación en el mercado eléctrico. En este caso, se necesita «tener buen equipo y buenos datos para tomar decisiones», así como visión general, mente fría, positivismo, confianza y coherencia. 

Otro aspecto muy importante para ella es el «equilibrio entre la familia, el trabajo y el cuidado de uno mismo», en su caso haciendo deporte. «Esto es clave para poder afrontar cualquier reto, si no, no tendría ningún sentido», concluyó.