Las instituciones aragonesas han conmemorado este lunes el Día de Europa con un protagonista trasversal que se ha colado en todos los discursos de los mandatarios políticos: Ucrania. La invasión de Putin, ha dicho el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, hace «probable» que la Unión «tenga que plantearse convertirse en un poder duro en el mundo, dotándose de una política de Defensa y posiblemente también con un ejército europeo».

El 9 de mayo de 1950, el ministro de Asuntos Exteriores francés, Robert Schuman, pronunció el discurso que se considera la primera piedra del proyecto de integración europeo. Y hoy, ha dicho Lambán, con los misiles rusos cayendo a las puertas de la Unión, «Europa sigue siendo la solución», como ya dijo Ortega y Gasset.

El acto organizado por el Gobierno de Aragón ha tenido lugar en la sala de la Corona del edificio Pignatelli.

Azcón entrega el premio Estrella de Europa a Alina Klochko en representación del pueblo ucraniano. ANGEL DE CASTRO

En el Ayuntamiento de Zaragoza, por su parte, el alcalde Jorge Azcón ha sido el encargado de pronunciar el discurso institucional por el día de Europa. En su discurso el regidor ha querido agradecer «la solidaridad» de los zaragozanos con el pueblo de Ucrania, a quien se le ha concedido el premio Estrella de Europa. Lo recogió la presidenta de la Asociación de Ucranianos Residentes en Aragón, Alina Klochko. En Zaragoza, ha destacado también Azcón, se han empadronado 300 ucranianos desde que comenzó la invasión rusa.

El consistorio oscense también ha celebrado el Día de Europa con un acto en el que el alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha incidido en que «hay que recordar los valores de la Europa democrática y exigir la paz y el fin de la guerra en Ucrania».