Kiosco

El Periódico de Aragón

POLÍTICA SANITARIA

Aragón se da 19 meses para bajar a 1.500 pacientes la lista de espera

El plan contempla 30 millones de euros, de los que 13 millones serán para derivaciones a la privada / Se operará más por las tardes y en fines de semana y «no se escatimará en recursos» en contrataciones

El director general de Asistencia Sanitaria, Chema Abad, y el gerente del Salud, Chema Arnal, este lunes en Sanidad. JAIME GALINDO

Si algo reiteran machaconamente los gestores de la sanidad, sean del partido que sean, es que dejar las listas de espera a cero pacientes es algo imposible. Son un problema estructural. Eso sí, cuando las cifras son históricas (en buena parte motivadas por la pandemia del covid) y el informe del Ministerio de Sanidad te saca los colores porque te sitúa como la comunidad con más días de demora del país hay que mover ficha. Y en esas está el Gobierno de Aragón.

Tras no poder poner en marcha el plan de choque presentado en 2020 para reducir las listas de espera debido a las sucesivas olas del coronavirus, el Ejecutivo autonómico, ya con la situación epidemiológica más controlada, ha tenido que diseñar otro programa de abordaje que contará con 30 millones de euros.

Esto supone dejar las listas de espera en 1.500 personas o menos a finales de 2023. En estos momentos, en Aragón hay más de 8.300 personas pendientes de una operación.

decoration

El plan se aplicará durante este 2022 y también en 2023 con un objetivo concreto: reducir un 85% la demora quirúrgica respecto a las cifras de agosto de 2020, cuando se alcanzó el pico con 11.000 pacientes con más de seis meses de espera en Aragón. Esto supone dejar las listas de espera en 1.500 personas o menos a finales de 2023. En estos momentos, en Aragón hay más de 8.300 personas pendientes de una operación.

Para alcanzar la meta y revertir la situación, siempre y cuando la pandemia del covid lo permita, van a ser tres los pilares sobre los que el Salud va a asentar su propuesta: operar más en la red pública, ampliar las concertaciones con la privada y contratar suelo quirúrgico con otros centros sanitarios de la comunidad.

Se va a aumentar el rendimiento quirúrgico hasta el 69% en horario de mañana y un 61% por las tardes de forma progresiva hasta el 2023

decoration

En cuanto al primer objetivo, la intención es intervenir a más pacientes en horarios de tarde e incluso los fines de semana, lo que supondrá la contratación de más personal. «No se va escatimar en recursos y se propondrán contratos de calidad», dijo ayer el director general de Asistencia Sanitaria de la DGA, José María dicho Abad).

Para ello, se va a aumentar el rendimiento quirúrgico hasta el 69% en horario de mañana y un 61% por las tardes de forma progresiva hasta el 2023. Así, se prevé que la oferta de actividad quirúrgica programada suba un 5% en 2022 y un 9% en 2023 con respecto a 2019. «De este modo, este año se superarían las 97.700 intervenciones y durante el próximo ejercicio las 104.000», matizó Abad.

Convenio con la MAZ

En este sentido, la colaboración con el hospital Militar de Zaragoza va a ser fundamental porque la prórroga del convenio de colaboración con el Ministerio de Defensa, que se hará en junio, permitirá derivar allí pacientes. En este centro trabaja personal del Miguel Servet, que operará en el mismo una vez que se acuerden cuántas y qué tipo de intervenciones quirúrgicas se hacen.

Respecto a las concertaciones con los hospitales privados, se destinarán 13 millones de euros de los 30 que contempla el paquete para aliviar las listas de espera. Esto debe negociarse con las clínicas todavía para detallar cuántos usuarios de la red pública podrían derivarse y para qué procesos.

El tercer pilar para rebajar los número está en la contratación de suelo quirúrgico de centros privados (como sería, por ejemplo, el caso de la Clínica del Pilar de Zaragoza) para que el personal del Salud opere en estos lugares.

De las más de 8.300 personas que en Aragón esperan una operación desde hace más de seis meses, el 42% se corresponden a casos relacionados con Traumatología.

decoration

Por otro lado, se va a volver a negociar un convenio con la MAZ (Mutua de Accidentes de Zaragoza) con el fin de poder realizar intervenciones de Traumatología en este centro. En este caso, se prevén 4 millones de euros y será el personal de la MAZ el que realizaría las operaciones. Esta actuación ya se contempló antes de la pandemia y se llegó a presupuestar, pero el covid impidió ponerla en marcha.

De las más de 8.300 personas que en Aragón esperan una operación desde hace más de seis meses, el 42% se corresponden a casos relacionados con Traumatología. Es la especialidad que más problemas acarrea y a una de las que antes se le quiere dar salida mediante la concertación o la derivación. Le sigue Cirugía General, con un 17% del total; Oftalmología, con un 17% de la espera; Cirugía Vascular, con un 8%; y Neurocirugía, con un 8%.

El Salud mantendrá, además, la colaboración entre hospitales públicos «para que determinadas patologías puedan ser atendidas de manera más ágil o más eficiente en cualquier hospital de la red, aunque no sea el hospital en el que se incluyó al paciente en lista de espera», precisó el gerente del Salud, José María Arnal.

También se centralizarán los procedimientos quirúrgicos de baja complejidad y con un gran número de pacientes afectados para aligerar el suelo quirúrgico, como pueden ser las operaciones de cataratas.

Compartir el artículo

stats