Kiosco

El Periódico de Aragón

ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

El Ministerio de Transición estrena su Campus Rural basado en el modelo de Zaragoza

El proyecto piloto comenzará el 1 de junio con 12 estudiantes en Aragón y una beca de 1.000 € al mes / La Universidad de Zaragoza creó en 2018 este Erasmus que ahora replica el Gobierno de España

Dos jóvenes de la Universidad de Zaragoza trabajan en un yacimiento arqueológico de Aragón. CARMEN NUÑEZ

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico está a menos de un mes de estrenar su proyecto de Campus Rural en toda España, una iniciativa que se basa en el modelo de Erasmus rural creado en 2018 por la Universidad de Zaragoza y la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ).

La idea, que está incluida en el Plan de 130 medidas frente al Reto Demográfico del Gobierno de España, será una realidad a partir del próximo 1 de junio y las prácticas se extenderán hasta el 31 de octubre en pueblos de menos de 5.000 habitantes. En la materialización de este proyecto ha jugado un papel importante la Universidad de Zaragoza, que ha aconsejado y guiado al ministerio en el diseño y en la organización.

El Campus Rural nace con un plan piloto y en él estará la institución aragonesa, que ya firmó el pasado 20 de abril, por medio del rector José Antonio Mayoral, el convenio de colaboración con el Ministerio de Transición para la realización de estas prácticas, según ha podido saber este diario.

El próximo año el programa podría crecer y se plantearán los intercambios de alumnos por los territorios más despoblados del país.

decoration

En Aragón serán 12 alumnos los becados, que recibirán al mes una ayuda de mil euros. La duración mínima de las prácticas es de 3 meses y la máxima de 5 y existe un requisito: el estudiante debe residir en el municipio donde realiza la actividad o a una distancia máxima de 20 kilómetros.

La Universidad de Zaragoza ha recibido casi 100 peticiones para participar en el Campus Rural, pero al tratarse de la primera edición todas las partes acordaron que sean solo 12 los becados por universidad.

decoration

En la institución académica ya tiene los listados provisionales de los 12 beneficiarios (que son tanto estudiantes de grado como de máster) y la asignación definitiva debe hacerse esta próxima semana, antes del 15 de mayo. «Estamos muy contentos de haber sido el espejo en el que se ha fijado el ministerio. Es un orgullo», señala Ángela Alcalá, vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza.

El Erasmus rural sigue adelante

A pesar de la iniciativa nacional, el campus aragonés no va a dejar de lado su proyecto de Erasmus rural en la tres provincias. Es decir, que el plan del ministerio será complementario a las prácticas ya existentes en la comunidad. «Todo es para sumar, nunca para restar», matizó Alcalá.

La Universidad de Zaragoza ha recibido casi 100 peticiones para participar en el Campus Rural, pero al tratarse de la primera edición todas las partes acordaron que sean solo 12 los becados por universidad.

Un presupuesto de casi 67.000 euros, el 80% aportado por Transición Ecológica

El coste total de las actuaciones dirigidas al desarrollo del Campus Rural en Aragón asciende a un máximo de 66.875 euros. Casi 67.000 euros de los que un 80% (53.225 euros) serán financiados por el Ministerio para la Transición Ecológica. El 20% restante (un total de 13.650 euros) será aportados por la Universidad de Zaragoza. Las cuantías se concretan en función de las prácticas asignadas y los meses de duración de las mismas.

El desglose de los costes de las actuaciones comprendidas en el Campus Rural, según figura en el anexo del convenio con la Universidad de Zaragoza, comprende costes de personal directo, cotización a la Seguridad Social y la bolsa de ayuda al alumno.

«El criterio que hemos aplicado para seleccionar a los estudiantes ha sido el expediente académico, pero por otro lado también que haya una representación equitativa de las áreas», señaló Alcalá. Es decir, hay seis estudiantes de la rama de Ciencias Sociales y Humanidades y otros seis del área Científico Técnica.

La previsión, según lo acordado con el Ministerio de Transición, es que la cifra de alumnos en el Campus Rural se vaya incrementando conforme pasen los años. De momento, las prácticas se van a iniciar en junio en 12 pueblos de Aragón entre los que están Villanúa, Herrera de los Navarros o Gelsa. Y las actividades a realizar van desde prácticas en yacimientos o en bodegas hasta actuaciones en ayuntamientos.

"Estamos muy contentos de haber sido el espejo en el que se ha fijado el ministerio. Es un orgullo», señala Ángela Alcalá, vicerrectora de Estudiantes y Empleo

decoration

Además, si todo va según lo previsto, el próximo año el programa de Campus Rural también se ampliará y se podría plantear ya la opción de realizar intercambios de alumnos entre las zonas más despobladas del país. «Estoy convencida de que el plan piloto va a ser un éxito y de que el ministerio seguirá adelante. El objetivo es que los estudiantes conozcan la realidad de todos los pueblos del país, no solo la de su entorno. Se trata de una iniciativa que vertebra el territorio y que impulsa el mundo rural», declaró Alcalá.

Un máximo de 50 meses

Además, en la base del Campus Rural también está la generación de empleo y una posible salida laboral tras las prácticas, algo calcado casi al pie de la letra del proyecto de Zaragoza. «Cuando salimos adelante con nuestro Erasmus Rural, el planteamiento con la DPZ era ese. Y luego lo extendimos a las tres provincias con convenios con las diputaciones provinciales porque la lucha contra la despoblación siempre estuvo como eje central», añadió la vicerrectora de Estudiantes.

El programa de Erasmus Rural en Aragón no terminará, sino que seguirá vigente de forma complementaria con el Campus Rural el ministerio.

decoration

En el convenio firmado por la Universidad de Zaragoza al que ha tenido acceso este diario se especifica que uno de los objetivos es que los universitarios «conozcan en profundidad el mundo rural, colaborando con su gente, de modo que puedan verlo como un lugar de oportunidades para el desarrollo de su futuro profesional».

Este primer año, la participación de la Universidad de Zaragoza en el campus no superará los 50 meses de prácticas entre los 12 alumnos. La duración, según el acuerdo, se actualizará cada año «en función de las disponibilidades presupuestarias» del programa. Una comisión de seguimiento velará por el cumplimiento del acuerdo y, además, al término de las prácticas la institución académica elaborará una memoria económica justificativa de las actuaciones ejecutadas.

Compartir el artículo

stats