Kiosco

El Periódico de Aragón

SECTOR AGRÍCOLA

UGT denuncia que todavía no hay alojamientos suficientes en Aragón para la campaña de la fruta

"No siempre se cumple el convenio en materia de salarios", dice el sindicato

Un temporero trabaja en la recogida de la fruta en Valdejalón. EL PERIÓDICO

Los sindicatos están preocupados porque, a pocos días del comienzo de la campaña de recolección de la fruta, consideran que todavía no se han organizado suficientes lugares de alojamiento para acoger a toda la población de temporeros que se desplazará a las comarcas aragonesas, si bien las previsiones son que esta temporada la demanda de mano de obra será mucho menor que en años anteriores.

«Todavía faltan instalaciones para dar alojamiento», subraya José Juan Arceiz, secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT-Aragón. «Solo las grandes fincas cuentan con ese servicio», asegura. «Y también hemos detectado que no siempre se cumple el convenio en lo que se refiere al salario mínimo interprofesional».

«Hay empleadores que se niegan a pagarlo, por lo que todas las irregularidades que se descubran se pondrán en conocimiento de la Inspección de Trabajo», manifiesta.

Convenios pendientes

Arceiz lamenta que todavía no se hayan firmado los convenios del sector en las provincias de Huesca y Zaragoza, que recogen puntos como la obligación del empresario de facilitar los alojamientos, a la vez que establecen un programa de seguimiento. 

«Existen subvenciones para que se preparen lugares donde los temporeros puedan dormir», indica Arceiz, que señala que su sindicato «echa en falta que este año el Gobierno de Aragón no haya puesto en marcha la Ley de Buenas Prácticas» en relación con la forma de proceder para que todo se desarrolle como prevé la normativa durante la campaña agrícola, en materias como la salud, el transporte y los contratos.

«Los temporeros ya han empezado a llegar, pero lo cierto es que este año, debido a las heladas de principios de abril, no solo se ha retrasado el comienzo de la campaña, sino que han disminuido las necesidades de mano de obra», indica el responsable de UGT.

«Se trata de un colectivo con mucha movilidad geográfica, que va y viene de Aragón a otras comunidades», explica Arceiz. Ahora mismo, señala, «numerosos jornaleros se han desplazado desde la provincia de Zaragoza a la comunidad de Navarra para trabajar en la campaña de recogida del brócoli». Mientras tanto, en Aragón, continúa, el trabajo, antes de coger la fruta, se centra en labores de aclareo y de poda. 

Compartir el artículo

stats