El Grupo Pikolin ha cerrado 2021 con un aumento de sus ventas superior al 11% , pasando de los 433 millones de euros en 2020 a los 482 millones actuales. La empresa aragonesa mantiene de esta manera su ritmo de crecimiento a pesar del impacto de la pandemia y del aumento de los costes de producción como consecuencia de la factura energética y la subida de las materias primas.

En un comunicado, el grupo destaca también el buen comportamiento de todas sus filiales internacionales, especialmente la brasileña, de reciente incorporación, que ha conseguido mejorar su facturación un 7% hasta los 24 millones de euros.

También en el sudeste asiático, el incremento de las ventas ha sido del 11%, mientras que en el mercado doméstico la facturación se ha incrementado en un 7%.

La filial sociosanitaria

También por líneas de negocio, según la empresa, las cifras son de crecimiento. Industrias Pardo, la filial sociosanitaria ha conseguido una mejora récord del área de geriatría logrando un crecimiento de facturación del 52% con respecto a 2020. En términos comparativos, las ventas se incrementaron un 16% respecto al año anterior al covid, por la excepcional demanda de camas hospitalarias que se produjo con motivo de la crisis sanitaria, aunque descendieron con respecto al 2020.

“Han sido unos ejercicios difíciles, marcados por la incertidumbre y los continuos cambios de escenario, consolidar la senda del crecimiento es la mejor recompensa. Gran parte de los esfuerzos se han dedicado a consolidar un crecimiento sostenible”

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ - Consejero delegado del Grupo Pikolin

La compañía mantiene una cuota de mercado del 20% en la división hospitalaria y una fuerte presencia internacional con ventas en más de 100 países, que suponen el 35% de sus ingresos. 

El consejero delegado del Grupo, José Antonio González, se ha mostrado satisfecho con los resultados obtenidos : “Han sido unos ejercicios difíciles, marcados por la incertidumbre y los continuos cambios de escenario, consolidar la senda del crecimiento es la mejor recompensa. Gran parte de los esfuerzos se han dedicado a consolidar un crecimiento sostenible”. 

Asimismo, el Grupo ha mantenido e incrementado ligeramente sus niveles de empleo con 3.040 empleados frente a los 2.940 del ejercicio anterior. 

REDUCIR EL IMPACTO DE LA SUBIDA DE COSTES Y MATERIAS


Grupo Pikolin ha puesto en marcha un paquete de medidas para reducir el impacto de la subida de las materias primas y los costes de producción.

Especial incidencia han tenido las políticas de sostenibilidad y digitalización recientemente implantadas.

El proyecto de transformación digital del proceso de fabricación, la industria 4.0, ha permitido mejorar la experiencia del cliente, manejar con mayor agilidad el gran portfolio de productos y marcas de la compañía y lograr entregas personalizadas.