Kiosco

El Periódico de Aragón

Los padres se preguntan: ¿Qué comen nuestros hijos en los colegios?

Un total de 25 asociaciones han registrado una queja ante el Justicia porque ven que la calidad "ha disminuido" / Las adjudicatarias solo presentan el menú pero no la composición ni el etiquetado

Miembros de la plataforma entregan la queja al justicia. | EL PERIÓDICO

La Plataforma por unos comedores escolares de calidad en Aragón ha presentado una queja ante el Justicia de Aragón por la que piden «medidas efectivas» para que las familias conozcan la composición de los platos que se sirven en los comedores escolares de la comunidad. La queja está apoyada por Fapar, 25 asociaciones de familias, padres y madres (AFAs y AMPAs) y agrupaciones como la Plataforma por la Defensa de la Huerta de Zaragoza.

«Alguien tiene que poner voz a los chicos y hay que reconocer los derechos de las familias», según ha asegurado Genaro Delgado, portavoz de la plataforma, quien señala que desde la pandemia se ha notado «cierta insatisfacción» ya que los menús «han perdido calidad» y son los pequeños los que están recibiendo un servicio que las familias no valoran.

La Plataforma tiene como objetivo la mejora de los comedores escolares, ya que las familias demandan cada vez más información respecto a la «calidad, composición, autenticidad, cantidad y salubridad de los alimentos» que se ofertan.

Según la queja formulada, hasta ahora las empresas adjudicatarias «únicamente» facilitan a sus usuarios la información referida al calendario mensual de menús, indicando «escuetamente» el nombre del alimento del primer plato, el segundo y el postre. Sin embargo, la Plataforma considera que esta información es «claramente insuficiente» e impide conocer tanto a los pequeños como a las familias las características del alimento, así como la «naturaleza, identidad, cualidades, composición y cualquier otra información de relevancia que forme parte del etiquetado obligatorio que acompaña a los alimentos» y que, añaden, «es obligatorio».

Es por eso que reclaman ser informados del «etiquetado» y que, además, estas se guarden; pero también si se dan alimentos «precocinados», ya que según señalan, en ocasiones se «anuncian de una manera y luego se dan de otra».

Además, solicitan que haya implicación del Departamento de Agricultura y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón en «el control de los alimentos», así como «la toma de muestras para su control sanitario y nutricional» de esos menús. «Es algo de perogrullo, que deben tomarse muestras» y dejarlas congeladas para que haya «un control» ya que reclaman una «supervisión» más o menos regular.

En la queja al Justicia lo argumentan con fundamentos legales como la ley de seguridad alimentaria o la protección de los consumidores, así como el protocolo del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón que en la comisión del servicio de comedor escolar tiene entre sus atribuciones supervisar el menú y conocer los estudios nutricionales y controles de la alimentación ofertada. En este sentido, señalan que «no constan actas de inspección ni toma de muestras», así como control de alérgenos en los menús de dietas especializadas. La plataforma espera que el Justicia se ponga en contacto cono los departamentos implicados, que a Educación «le tire de las orejas» y que se ponga en marcha alguno de los mecanismos que proponemos convirtiéndose en una ley regulatoria, señalan.

Compartir el artículo

stats