Kiosco

El Periódico de Aragón

LAS CONSECUENCIAS DEL COVID

La hostelería roza los niveles de contratación de antes de la pandemia en Aragón

En estos momentos hay 29.586 trabajadores por cuenta ajena en Aragón, solo 381 menos que en febrero de 2020

Servicio de mesas en un bar de Romareda. ANGEL DE CASTRO

A pesar de que el conflicto bélico en Ucrania ha retrasado la recuperación económica que se preveía en todos los sectores, hay algunos como la hostelería que por fin se van despojando del peso de tanto meses de crisis. Tanto es así que incluso antes de que lleguen los meses de verano, que es la época más fuerte para bares y restaurantes, ya se han alcanzado los niveles de contratación que había antes de la pandemia.

En estos momentos, el número de personas que se encuentran asalariadas en la hostelería en Aragón está a un paso de recuperar los niveles de antes del covid, a los que se debería llegar en los próximos meses sin problema. Hay 29.586 personas trabajando por cuenta ajena en el sector en Aragón, frente a las 29.967 que se empleaban en febrero de 2020. O sea, solo hay 381 trabajadores contratados menos que en el mes previo al estallido de la pandemia en España.

En la provincia de Zaragoza hay 20.079 personas trabajando por cuenta ajena frente a las 20.505 que se empleaban en ese mismo régimen en el mes de febrero de 2020. Es decir, hay actualmente 426 trabajadores menos que durante el mes previo al comienzo de la crisis sanitaria.

Además, están registrados 5.882 autónomos en el sector en la provincia de Zaragoza, frente a los 5.970 que se empleaban en ese mismo régimen hace 15 meses. Es decir, por muy poco no se iguala la cifra (88 autónomos menos) que existía en febrero de 2020.

Según Luis Femia, gerente de la Asociación de Cafés y Bares, «aunque estamos acercándonos a niveles de empleo similares a los previos a la crisis, la realidad del mercado de trabajo es sensiblemente diferente: por el nuevo contexto normativo (la reforma laboral), por la falta de personal que ha emigrado a otros sectores de actividad, etcétera. Habrá que ver cómo evoluciona todo en los próximos meses».

La realidad marca a los sectores hosteleros, no obstante, que la gente ha perdido la costumbre de trabajar los fines de semana, una figura que echan de menos, sobre todo, en los espacios para eventos de Zaragoza, que ya este mes llenan muchos días debido a que es época de comuniones y se ha recuperado tanto el ritmo de las bodas como de otras celebraciones.

Por ahí se están encontrando problemas para contratar al número de personas que ya necesitan, cifra que se mantendrá e incluso crecerá en las próximas semanas. En este sentido, Cafés y Bares ha decidido apostar por su centro de formación, que está funcionando a pleno rendimiento, preparando personal en funciones potentes que se ajustan a la demanda de las empresas.

Las necesidades han virado tanto que, en lugar de trabajadores especializados, en muchos casos están solicitando lo más básico, gente polivalente que pueda trabajar en sala y en cocina.

Compartir el artículo

stats