Kiosco

El Periódico de Aragón

OBRA PÚBLICA

La DGA sube un 20% el precio para poder adjudicar las obras desiertas

Las travesías de Barbastro, Castillonroy y puente de Olalla vuelven a licitarse. El colegio Ana María Navales se licitará en las próximas semanas por un 15% más

Los futuros alumnos del colegio Ana María Navales, en el barrio de Arcosur, miran hacia el solar del centro. EL PERIÓDICO

El impacto del incremento de los precios de los materiales de construcción se sigue cobrando retrasos en la obra pública de Aragón, con nuevos contratos que quedan desiertos, lo que obliga al Gobierno de Aragón a replantear los proyectos al alza.

Es el caso de varias licitaciones en Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, o de Educación, con modificaciones al alza en el precio que alcanzan hasta el 20% del presupuesto inicial. Es la única manera de poder avanzar en la contratación y evitar la creación de un cuello de botella en la obra pública de Aragón.

Según fuentes del Departamento de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón, en materia de carreteras, existen tres procesos que han quedado desiertos y que se han vuelto a licitar con un aumento de los precios que ronda el 20%. Se trata de las travesías de Barbastro, Castillonroy y puente de Olalla (en Calamocha), que habían salido a licitación inicialmente por 1.250.000 euros.

En todos los casos, indicaron desde el departamento que dirige José Luis Soro, se ha procedido a la revisión de los importes máximos y a una nueva licitación. El director general de Carreteras, Bizén Fuster, aseguró sin embargo que "respecto a la planificación general de actuaciones no se espera un cambio muy significativo" y aseguró que se podrán "reprogramar" algunas actuaciones que tienen carácter plurianual "de manera que se desplace más gasto a la siguiente anualidad".

En términos generales, no se espera tener que hacer una modificación presupuestaria global por el incremento de precios, aseguraron en el departamento, porque esperan poder compensar las alzas de una licitaciones con las bajas de otros proyectos.

"El objetivo es no perder el ritmo de inversión y de actuaciones que se está desarrollando hasta ahora y alcanzar la licitación de todas las obras previstas", incidió Fuster.

Una de las consecuencias más sonadas del incremento del precio es el retraso en la licitación del colegio Ana María Navales, el segundo centro educativo del barrio zaragozano de Arcosur, que quedó desierta, lo que implica que sus alumnos no podrán estrenar colegio el próximo curso, como estaba previsto, y las obras se demorarán varios meses.

El consejero de Educación del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, explicó que el presupuesto se ha tenido que incrementar en un 15%. "Hemos modificado el expediente de contratación en un 15%", señaló, y aseguró que se aprobará la licitación en próximas fechas. "Si no es en el Consejo de Gobierno del miércoles, saldrá en el siguiente la autorización de la licitación de la obra", defendió. La urgencia de la publicación de la nueva licitación se encuentra en la espera de las familias para poder acceder al nuevo colegio.

La rehabilitación, también afectada

En el caso de construcción y rehabilitación, el departamento de Vertebración del Ejecutivo autonómico se ha visto obligado a licitar dos veces en dos proyectos distintos. Por un lado, con la rehabilitación de la Estación de ferrocarril de Caminreal, que ya se encuentra en fase de adjudicación del contrato. En este caso se realizó un incremento de alrededor de 300.000 euros.

La primera licitación, con un presupuesto de 953.685 euros, quedó desierta por lo que, tras una revisión de los precios de los materiales y la inclusión de algunas actuaciones más, se volvió a a licitar con un incremento del 30% al incluir también otras actuaciones, con un presupuesto de licitación en esta segunda ocasión de 1.233.931 euros (1.493.057,11 euros IVA incluido) y un plazo máximo de ejecución de las obras es de 10 meses.

Estos trabajos incluyen los pavimentos, carpintería, instalaciones eléctricas y de climatización, la instalación del ascensor y las obras de urbanización en el exterior de la estación, entre otras cuestiones como la restauración de elementos, la instalación de sanitarios y vidriería.

Por otro lado, el departamento de Soro también ha tenido que licitar en dos ocasiones la construcción del edificio de viviendas para alquiler asequible en Huesca, en el barrio de La Merced. En este caso el incremento de precio fue de 700.000 euros para lograr adjudicarlas, un 15% más respecto a lo presupuestado inicialmente.

Compartir el artículo

stats