Kiosco

El Periódico de Aragón

PRESENTACIÓN EN EL PRINCIPAL

Visita del expresidente a Zaragoza: los 'populistes' de Rajoy

El expresidente del Gobierno presenta en un Principal abarrotado de populares su libro ‘Política para adultos’, donde hace un crítico análisis de los populismos

Mariano Rajoy y Jorge Azcón, durante la presentación en el Principal este martes. JAIME GALINDO

No era difícil que Mariano Rajoy se llevase la ovación con la que la platea despidió este martes la presentación de su libro 'Política para adultos'. No era difícil porque el expresidente se ganó al público con su cáustica disertación en la que atizó duro a los pabloiglesias del panorama español. Mucho menos lo era porque el público estaba entregado. No era difícil. Estaba el PP en pleno, con diputados, concejales, senadores... Alguno faltó, aunque no se le echó de menos a primera vista.

Empezó Rajoy con las consabidas gracias a todos sus compañeros de formación y el esperado deseo de una gran carrera para Jorge Azcón que, más que un anhelo, será una realidad según el gallego, que llegó para contar la opinión «de un político de derechas de provincias» en un libro que considera «un alegato al sentido común» en el que no se mete con nadie... «aunque a veces no lo parezca», dijo con sorna Rajoy, que explicó, al referirse al título de la obra, que hay jóvenes que son adultos y otros mayores que son «medio tontos».

¿En qué consiste el populismo? «En tratar a la gente como a niños», se respondió el popular, que pretendió dejar tres mensajes en 333 páginas: «La defensa de la democracia liberal; la constatación de que el populismo es uno de los mayores retos al que nos enfrentamos las democracias liberales; y la explicación de cuál debe ser la respuesta de estas para hacerse mayores y perdurar».

El principal, repleto de políticos populares durante la presentación del libro de Rajoy. JAIME GALINDO

Recordó que hay gente que sigue comparando las dos Europas tras la caída del Muro de Berlín, "¡que ya se ve cómo están!" en el simple cotejo. "¡Y aun así quedan comunistas! Aunque se han cambiado de nombre (IU, Podemos...) para seguir siendo populistas». Y no solo se disfrazan de extrema izquierda, también de la derecha (extrema) «o de nada». Su vestimenta, avisa, «es muy variada».

¿Quién es el populista? «El que habla de la casta y despotrica contra banqueros, cardenales, trabajadores autónomos.., el que atiza a todo aquel al que le va bien la vida o cree que le va bien», y siempre al Gobierno excepto cuando está en él, «y algunos aun estando».

Otro tipo es «el Adán, el que llega nuevo y piensa que con él empieza todo y que lo anterior a su advenimiento no vale o no existe», en alusión expresa a «los de la llamada nueva política, los antieuropeos, los que nos iban a regenerar a todos, los que abominan de la Transición, de la Ley de Amnistía y de la reconciliación entre españoles».

¿Pero qué aportaron todos, todas y todes? El 'todes' es la gran aportación de los populistas y sus palmeros a la gramática"

decoration

Hay quien hace «la promesa de un futuro idílico, promete un mundo feliz, lo que acaba siendo un cuento de hadas engañoso donde no hay responsabilidad ni contención», poniendo el ejemplo de los nacionalistas catalanes, que «decían que llegarían oleadas de empresas tras el 'procés', cuando Europa les daría la razón y Madrid dejaría de robarles». Su conclusión, real, es que todo acabó al revés.

Queda Podemos, que prometió "el oro y el moro, pero trajo la ruptura del consenso, la división, la polarización y los líos en el Gobierno. ¿Pero qué aportaron todos, todas y todes?", dijo en medio de la carcajada". "El 'todes' es la gran aportación de los populistas y sus palmeros a la gramática".

"Ya se sabe que dicen las atletas pero no los atletos, y las logopedas pero no los...". Bueno, eso que sonaría mal "en este mundo donde no cabe un tonto más pero nadie contempla que a una tonta se le podría hacer sitio", dijo antes de cerrar con aire optimista al recordar una fallida profecía de Pablo Iglesias en 2014, cuando dejó finiquitada la España de la Constitución. "Pero hoy el que no está es él". Queda una última razón para ser positivos, citando a Churchill: "Soy optimista porque no parece de mucha utilidad ser otra cosa".

Compartir el artículo

stats