Kiosco

El Periódico de Aragón

Política sanitaria

Las demoras para pedir cita médica llegan al medio rural aragonés

En Utrillas ha habido una "fuga" de sanitarios con los traslados y el miércoles hay protesta / En María de Hueva o en Muel hay esperas de ocho días y en Casetas de más de una semana

Protesta de los vecinos de los vecinos de Escucha, hace unos meses, por la falta de profesionales sanitarios. SERVICIO ESPECIAL

Las demoras para conseguir cita médica en algunos centros de salud de Aragón han llegado también al medio rural. Si esta semana este diario publicaba esperas de hasta una semana para ser atendido en algunas zonas de Zaragoza, la situación se repite en puntos de la comunidad con menos población pero donde se acusa la falta más la falta de profesionales sanitarios.

Es el caso de Montalbán, en la comarca turolense de las Cuencas Mineras, donde ayer había una espera de hasta ocho días para conseguir cita por internet y «de tres o cuatro» si se llamaba por teléfono, según indicó una vecina. En esta localidad, además, la situación se ha agravado porque esta semana «ha habido dos días sin consulta» y desde el miércoles están sin pediatra en la zona. «Hay médicos de cabeza que se niegan a pasar consulta a los niños», apuntó.

Muy cerca, en el municipio de Utrillas, la situación ha empeorado recientemente con el concurso de traslados y la demora para lograr cita está entre los 3 y 5 días. «A nueve de los diez profesionales la Administración les ha concedido el traslado, pero solo se han cubierto cinco de las nueve vacantes. No tenemos profesionales de urgencias y una plaza de atención primaria, de las dos que hay, ha quedado vacante», indican fuentes del Movimiento de Acción Rural de la comarca, ha convocado una protesta para el próximo miércoles por la situación.

Cerca de Zaragoza

Al igual que sucede en Zaragoza, la situación de demora no es generalizada en los pueblos. De hecho, en otras localidades como Alagón sus vecinos tenían ayer cita para este próximo martes, mientras que en Utebo se podía conseguir cita en la consulta del pediatría para el lunes.

En Utrillas, a nueve de los diez profesionales la Administración les ha concedido el traslado, pero solo se han cubierto cinco de las nueve vacantes.

decoration

No sucede lo mismo en el barrio rural de Casetas, próximo a Utebo. En este punto, la demora para lograr cita con alguno de sus médicos era de una semana ayer por la mañana (es decir, para el día 27), pero al mediodía la espera se amplío hasta 11 días (para el 31 de mayo), según pudo comprobar este diario.

En el centro de salud de María de Huerva, por su parte, hay médicos con demoras de hasta ocho días, una cifra que se repite en la agenda de algún facultativo de la localidad de Muel.

En Cuarte de Huerva hay cuatro médicos de familia que tienen entre 9 y 41 días de espera, básicamente por las bajas de médicos sin cubrir que obligan a que el resto de compañeros asuman sus pacientes.

decoration

En esta zona, próxima a Zaragoza capital, la mayor espera se concentra en Cuarte de Huerva, con una población muy grande y que cada año crece un poco más. En su caso, en el consultorio médico hay cuatro médicos de familia que tienen entre 9 y 41 días de espera (básicamente por las bajas de médicos sin cubrir) para citar a sus pacientes. Sin embargo, en las consultas de Pediatría, a pesar de ser una localidad con muchos menores, no hay esperas.

En la provincia de Teruel, en la localidad del Mas de las Matas no tienen demoras en las citas, pero fuentes del centro reconocen que atienden casos «sin cita» porque hay pacientes que acuden al centro directamente «en vez de llamar o coger hora».

La cifra de residentes se incrementa de manera exponencial en verano y eso, consecuentemente, repercute en una mayor carga asistencial en los centros y consultorios rurales, donde no se refuerzan las plantillas

decoration

La atención sanitaria en muchos pueblos cambiará a partir del próximo mes y, especialmente, en julio y agosto por las vacaciones de verano. La cifra de residentes se incrementa de manera exponencial y eso, consecuentemente, repercute en una mayor carga asistencial en los centros y consultorios rurales donde no se refuerzan las plantillas. En Broto (Huesca), por ejemplo, ya están a la espera de ese incremento poblacional con la llegada del bueno tiempo, las segundas residencias y los campamentos de jóvenes en Ordesa, Bujaruelo y alrededores.

Más población pediátrica

«Aquí, ahora mismo, damos cita para el mismo día o para mañana. No tenemos problemas, pero en verano se va justo de plantilla porque hay muchos campings y colonias en la zona», apuntó un trabajador del centro de salud.

Especialmente es Pediatría donde se considera que podría haber un refuerzo, porque la población pediátrica aumenta mucho. Normalmente, el centro de salud de Broto solo tiene un pediatra con dos o tres horas, dos días a la semana. En verano puede que sea insuficiente por la gran cantidad de chavales que hay», añadió.

En Broto hay mucha población juvenil en verano, pero solo se cuenta con un pediatra que tiene tres horas de consulta dos días a la semana.

decoration

Todos los veranos, la sanidad rural capea en Aragón la temporada con plantillas ajustadas ante el incremento de los residentes. Es, además, un periodo donde los sanitarios también disfrutan de su periodo vacacional, lo que obliga a los equipos de dirección a cuadrar los turnos con menos personal.

Que el medio rural no va sobrado de profesionales sanitarios no es nuevo, ya que es algo que se arrastra desde hace años. El Salud, que ya tiene verdaderos problemas para cubrir plazas en las grandes ciudades, tampoco encuentra candidatos para los pueblos. De hecho, en estos momentos la bolsa está vacía y a ello se une que los puestos de trabajo tampoco son atractivos.

Compartir el artículo

stats