Kiosco

El Periódico de Aragón

Lucha contra las desigualdades sociales

Los Bancos de Alimentos de Aragón se ven obligados a comprar comida

Las entidades, que atienden a alrededor de 33.000 personas, cuentan con un 15% menos de reservas / El desabastecimiento afecta, sobre todo, a la leche, el arroz, la pasta y otros productos básicos

Las reservas de los Bancos de alimentos de Aragón están bajo mínimos. | ÁNGEL DE CASTRO

Las reservas de los Bancos de Alimentos de Aragón están bajo mínimos y de hecho algunos ya empiezan a escasear en las estanterías, a lo que se añade que han tenido, por primera vez en su historia, que comprar comida (gracias a las donaciones). En Zaragoza falta «cacao para desayunos, chocolate, legumbre, arroz, conservas de pescado», potitos, aceite y, sobre todo leche, por lo que acaban de comprar un tráiler en Galicia que están esperando de que llegue. Y lo mismo en el resto, incluso pasta, que «antes había por castigo» han tenido que adquirir en Teruel.

Los responsables de las entidades provinciales reconocen que en estos momentos cuentan con alrededor del 15% menos (a nivel nacional es un 20%) de comida y otros materiales que hace unos meses. Y la demanda crece por esa denominada «tormenta perfecta» provocada por el aumento de los precios, la inflación, el incremento del coste de la luz, los paros del transporte, lo que ha ce que familias que nunca habían necesitado esa ayuda, ahora lo hagan, explica José Ignacio Alfaro, presidente del Banco de Alimentos de Zaragoza. Ese repunte es «como un diente de sierra, no permanente», lo define Julia Lera, la responsable de la entidad en Huesca.

En estos momentos, las delegaciones provinciales atienden a alrededor de 33.000 personas, unas 23.000 en Zaragoza, unas 6.000 en Huesca y 3.000 en Teruel. En cuanto al aumento de la demanda, Alfaro reconoce que las asociaciones se ponen en contacto con ellos para decirles que se «incrementan el número de personas» que piden ayuda a las distintas asociaciones a las que provee el Banco de Alimentos.

Un grupo de voluntarios entregan alimentos en Zaragoza. | ÁNGEL DE CASTRO

Lo mismo sucede en Huesca, aunque señala que no se trata de un «repunte permanente». Se dio con la llegada de los primeros refugiados ucranianos pero «estas personas se han quedado entre nosotros» y también ha habido familias españolas que han acogido y son las que al aumentar los gastos «solicitan puntualmente ayuda», señala Lera, quien puntualiza que «el hambre del primer mundo no es el mismo que en el tercero»; aquí «no es solo llenar el estómago».

En el caso de Teruel, su responsable, Esther Martínez, explica que los usuarios «entran y salen» de la necesidad, y que se trata de personas con «empleos precario o temporales» que dejan de necesitar esa ayuda cuando consiguen un trabajo y luego lo vuelven a demandar. Además, reconoce que se ha notado el aumento de familias que «han necesitado utilizar recursos de otras cosas», o sea o pagan la luz o el alquiler o compran comida. Uno de los aspectos únicos que llevan a cabo desde Teruel es que los lotes que preparan son «personalizados, individuales», que van luego a los servicios sociales de los comarcas. No saben a quién van dirigidos, pero sí el número de personas que componen el núcleo familiar, si hay niños, bebes o celiacos, explica Martínez.

Comienza la ‘Operación kilo’ de esta primavera

Comienza la ‘Operación Kilo de esta primavera. En El Corte Inglés se recogerán alimentos desde este lunes y durante toda la semana; y en las siguientes en otros supermercados como Mercadona, Dia o Carrefour. También se realizará en Huesca y, por primera vez, tendrá lugar en Teruel. «Es importante volver a la recogida física», aseguran.

También está en marcha la tercera campaña ‘Ningún hogar sin alimentos, en colaboración con la Fundación La Caixa y Caixabank. Se puede donar a través de los cajeros automáticos de la entidad o la app o la web, incluso a través del Bizum enviando un donativo a la causa en el número 38014. Y desde la Cámara de Comercio de Zaragoza, Cepyme y CEOE también solicitan alimentos infantiles, pañales, etc... y disponen una cuenta corriente ES24 2085 5300 1503330258244.

Esta semana Zaragoza ha recibido más de 50 toneladas de alimentos, en este caso compradas por el fondo de ayuda que han destinado las 107 aseguradoras, coordinadas por Unespa. y Alcampo Utebo donó 27.000 euros para la compra de un camión frigorífico. Y Nespresso, a nivel nacional, 1.100 toneladas de arroz gracias al reciclaje de sus cápsulas.

La situación de los Bancos de Alimentos en Aragón es mejor (sin ser positiva) que en el resto de España, ya que a nivel nacional el descenso de donaciones de alimentos alcanza el 20% frente al 15% en la comunidad. Además, la tasa de pobreza es más baja, con un 18,5% frente al 26,4% de España. «Estamos mejor», reconoce Alonso, pero eso no debe hacer bajar la guardia ya que han disminuido los donativos. No cree Alfaro que los zaragozanos seamos menos solidarios, ya que se enviaron más de 10.000 alimentos a la Palma, y quizá puede haber «algo de cansancio» porque «estamos siempre pidiendo», ahora también para los campamentos de verano, pero es que «se come todos los días», a lo que Lera puntualiza que «no alimentamos a una familia al cien por cien»

Por primera vez desde su creación han tenido que comprar alimentos, gracias a las donaciones. De aquí al verano se pide que «cuando pasen por caja» de los supermercados donen lo que puedan, «5 o 10 euros» porque les facilita la logística además de tener en cuenta «las fechas de caducidad».

Compartir el artículo

stats