El Colegio de Médicos de Zaragoza cree que en los próximos días habrá “un aumento” de infectados por la viruela del mono porque “ese primer caso sospechoso” (todavía no se ha dado la confirmación) habrá tendido “contactos”, aunque confiaron en que haya permanecido “aislado”. Sin embargo apelaron a la “cautela” y aunque vieron necesario “informar” creen que “no hay que alarmar a la población”. Así lo ha manifestado esta mañana el presidente del Colegio de Médicos de la capital aragonesa, Javier García Tirado, que ha presentado una campaña para poner en valor la población, junto José Manuel Cardiel, vicepresidente; y a Belén Lomba y Rebeca Ariza, secretarias colegiales.

García Tirado ha querido hacer hincapié en esa cautela y ha confiado en que “no tenga la virulencia del covid, que se convirtió en pandemia, o de la gripe, pero ha señalado que hay que estar “muy expectante”, sobre todo después de la experiencia vivida. Lomba también incidió en esa “prudencia” puesto que se trata de una enfermedad que se estaba “erradicada”, sobre todo en su variante humana.

Los médicos han señalado que “las enfermedades infecciosas en general se están incrementando, aunque no a nivel pandémico”, y han reconocido que quizá tenga que ver “el cambio climático”, ha precisado Lomba, quién ha reivindicó una “alianza de profesionales porque vamos a sufrir si no se ponen medidas”. La secretaria ha dicho que está cambiando el clima y aparecido enfermedades “que estaban en otras áreas climatol´gocias que no se manifestaban y necesitamos más formación”. Una situación que se complica por la situación tan “frágil” del sistema sanitario

Por su parte, Cardiel ha señalado que la situación es “preocupante” porque cuando se comenzó a hablar del covid “se hablaba de China que estaba muy lejos y hasta que no llegó no nos preocupamos pero “esto ha empezado en España, concretamente en Madrid, y es más alarmante”, sobre todo porque “no sabemos cual es la causa del contagio” ya que "se está estudiando se se contagia también por contacto en superficie". Y hay que tener en cuenta la interrelación humana ya que “hoy estamos en España y mañana en Australia”

La puerta de entrada de los enfermos es, como siempre, la Atención Primaria y las urgencias hospitalarias”, han dicho Lomba y Ariza, que la semana pasada recibieron el protocolo para detectar posibles casos de la viruela del mono. Primero, un “diagnóstico visual y ante la sospecha, un cribado como el que hacíamos con el covid y un diagnóstico pcr".