Kiosco

El Periódico de Aragón

LA RESPUESTA DE LOS AYUNTAMIENTO PIRENAICOS

Las negociaciones por la candidatura olímpica: El dilema de los valles

Los alcaldes del Pirineo muestran sus posiciones ante una hipotética llamada del COE / La mayoría están dispuestos a descolgar el teléfono a Blanco, pero no a negociar su participación

Decenas de esquiadores hacen fila para subir a los remontes de la estación de esquí de Formigal mientras otros aprovechan para descansar. | JAIME GALINDO

En una negociación todo el mundo cuenta con una opinión propia. Cada cual defiende sus intereses y apuesta siempre por lo que cree que va a ser mejor para su territorio. Lo mismo les pasa a los alcaldes del Pirineo que, aunque coinciden en que la llegada de la candidatura conjunta de Aragón y Cataluña para los Juegos Olímpicos de Invierno 2030 sería una gran noticia para sus localidades, discrepan a la hora de opinar sobre el reparto de las pruebas, o la forma de negociar con el Comité Olímpico Español.

Opiniones discordantes agudizadas después de que el COE comunicara esta semana que una parte del Pirineo quiere los juegos y emprender negociaciones. Aunque los hay que se posicionan de forma firme tras las filas de Lambán, no todos los alcaldes están dispuestos a dejar en perdidas las llamadas de Alejandro Blanco.

Dentro del grupo de las localidades para las que más beneficiosa sería la celebración de las olimpiadas en sus valles, el único alcalde que se niega firmemente a hablar de forma individual con el COE es el de Benasque. Ignacio Abadías, que califica estas acciones de «irrespetuosas». «Si Alejandro Blanco se piensa que el Pirineo se puede dividir, está muy equivocado. Saltarse a la institución con la que hay que negociar, que es el Gobierno de Aragón, es un error» «Desde Benasque no tenemos nada que hablar con el COE», sentenció ayer Abadías, que tampoco entendería que un ayuntamiento vecino negociase de forma unilateral: «Creo en la independencia municipal, pero no pienso que sea el camino, el Pirineo debe estar unido», reiteró Abadías.

El resto de alcaldes no son tan contundentes. En el caso de Jaca, su primer edil, Juan Manuel Ramón asegura que desde el principio son optimistas con la llegada de los Juegos, «que serían un gran escaparate para mostrar al mundo lo que tenemos en el Pirineo». Respecto a la propuesta de la negociación individual, el alcalde dice estar «dispuesto a hablar con todo el que llame». Aun así, reiteró que los jaqueses «son conscientes de cuál es su papel, y en este caso no es el de negociar». Por el momento, Ramón asegura que es el Gobierno el que debe llevar a cabo las negociaciones, pero advierte de que «si hay que criticar al presidente, le criticaremos y si hay que discrepar con él, no tendremos problema».

En el caso de Panticosa, su primer edil, Jesús María Uriz, ni siquiera ve claro que se puedan llevar a cabo unos Juegos Olímpicos en la zona. «Para nosotros todas las propuestas que se están planteando no están definidas, hay pruebas que no se pueden realizar aquí y contemplar Sarajevo nos parece una utopía», afirma Uriz, que respecto a una negociación particular con el COE dice «habría que pensarlo». «En nuestro caso estamos unidos a Formigal y si ellos quieren negociar, pues habría que ver qué tienen que decir», sentenció Uriz. Aun así, el alcalde mostró su descontento por no ser uno de los ayuntamientos convocados a las reuniones, «No nos llaman para nada, lo único que sé es lo que sale en los medios o lo que me comentan otros alcaldes».

En el caso de Canfranc, su alcalde, Fernando Sánchez, pide «una candidatura que incluya pruebas en los tres valles en los que se practica esquí alpino». Respecto al COE, el primer edil asegura que hablará «con todo el que quiera llamar» pero que no espera una llamada de Blanco. «Aunque tenemos la hostelería, el tren, los hoteles... lo que no tenemos es una pista de esquí y sin eso no hay nada que negociar», sentenció Sánchez.

Para el alcalde de Sallent de Gállego, Jesús Gérico, la solución pasa por la unidad: «En infraestructuras de nieve, Aragón está a la misma altura que Cataluña, pero políticamente no tiene el mismo peso». «La fortaleza de la DGA será que la mayoría de las fuerzas políticas vayan de la mano para exigir unos Juegos que generarán riqueza», dijo tras pedir a Lambán que reuniera a todas las fuerzas políticas para visitar a Sánchez.

Respecto a la reunión que se celebra hoy, todos los alcaldes –excepto el de Panticosa, que continúa denunciando que no es convocado a las citas– acudirán para reunirse con los responsables del Pignatelli y coinciden en el agradecimiento al Ejecutivo por contar con ellos, consultarles y dejarles opinar respecto a una cuestión que aseguran «puede ser muy beneficiosa para todos».

CEOE y Cepyme, 100% con la DGA

Los representante de las empresas aragonesas se posicionaron ayer de forma firme junto al Gobierno de Aragón y a Javier Lambán y exigieron «una candidatura olímpica ecuánime y balanceada entre la postura de Aragón y la de Cataluña».

El presidente de CEOE Aragón, Jesús Arnau, recordó que el pasado mes de octubre, durante la Cumbre de la Corona de Aragón, la vicepresidenta de la Generalitat de Cataluña firmó un manifiesto en el que uno de los puntos era «una candidatura conjunta en la que Aragón y Cataluña fueran sede olímpica».

«Estamos 100% alineados con el Gobierno de Aragón para conseguir que tanto Zaragoza como el Pirineo tengan la misma posición que Cataluña, que tengamos unos Juegos Olímpicos de España y que ninguna comunidad sea más que otra», sentenció Arnau. «Lugares como el valle de Benasque o de Tena no se pueden dejar de lado. Nadie se plantea unos juegos de invierno sin Cerler o Formigal», añadió el presidente.

Por su parte, la presidenta de Cepyme, María Jesús Lorente, suscribió las palabras de su compañero y declaró que «Aragón debe mirar al resto de las comunidades en condiciones de igualdad porque en ningún caso es menos que otras comunidades». Además, reiteró que no pueden ser «los Juegos de Cataluña» sino que se presente una candidatura que represente a toda España en su conjunto.

En este sentido, pidió que la de Aragón sea una participación activa y que los beneficios lleguen realmente a la comunidad. «En el Pirineo aragonés hay un gran potencial, pero, además, existen una gran cantidad de negocios y empresas que dependen directamente de la nieve y que podrían utilizar está oportunidad como un espaldarazo a sus negocios», apuntó Lorente.

La presidenta aseguró que se trata de la oportunidad perfecta para que el Pirineo pueda renovarse y asentar población como una medida de preparación para la futura llegada de las olimpiadas. «No podemos quedarnos atrás, necesitamos una negociación en igualdad y no perder el beneficio para el Pirineo», sentenció Lorente.

 

Compartir el artículo

stats