Un trabajador ha resultado herido grave este viernes en la localidad oscense de Sabiñánigo tras sufrir una caída de más de nueve metros al precipitarse por un tragaluz mientras trabajaba realizando diversas actuaciones de mantenimiento en una cubierta de placas de microcemento.

Según informan fuentes de la Gobierno de Aragón, el trabajador ha sido rescatado en helicóptero y trasladado al Hospital Miguel Servet de Zaragoza donde se encuentra ingresado con lesiones de diversa índole y varias fracturas. Aun así, por el momento el operario continúa estable.

 Al parecer, el trabajador de nacionalidad extranjera no estaba utilizando las medidas de seguridad individuales pertinentes y obligatorias en este tipo de labores entre las que se incluyen anclajes y líneas de vida.

Desde UGT informan de que, según los primeros indicios recabados, el trabajador estaría ejerciendo su labor sin estar dado de alta en la Seguridad Social y por tanto estaría trabajando sin contrato.

Por el momento el sindicato se mantiene a la espera de que sean la Inspección de Trabajo y los efectivos de la Policía los que se encarguen de aclarar las circunstancias en las que se habría producido la caída.

Desde UGT recuerdan que, además de la evidente necesidad de que exista una relación contractual entre el trabajador y la empresa, todos los operarios deben cumplir con las medidas de seguridad individual y colectivas pertinentes y contar con la formación de seguridad adecuada.

«No se puede dejar a la suerte la vida de un trabajador», aseguran fuentes del sindicato. Además, reiteran que la falta de un contrato demuestra que la precariedad continúa siendo una de las principales causas de siniestralidad laboral.

En este caso y atendiendo a las labores que el operario estaría realizando en el momento en el que se produjo la caída desde una altura de más de nueve metros , la empresa debería contar con un plan de protección específico para sus trabajadores al encontrase en una zona en la que podía haber acumulación de asbesto, un mineral utilizado en la construcción que es muy perjudicial para la salud y que podría llegar a provocar la muerte si la exposición es muy prolongada

En los cuatro primeros meses de 2022 en Aragón se han registrado un total de 6.719 accidentes laborales de los cuales 41 han sido graves y cuatro han sido mortales. Estas cifras suponen un incremento respecto a los datos registrados durante el mismo periodo del año anterior, cuando se contabilizaron 6.233 accidentes laborales de los cuales solo tres fueron graves